domingo, 22 de abril de 2018

16:00:00
Pedro Echeverría V.

1. Igualito a México: “El objetivo del gobierno de Nicaragua es evitar la quiebra del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) pero descargando tal crisis sobre el conjunto de sectores trabajadores y pensionados -quiebra que es producto de los manejos de la burguesía sandinista, entre ellos la privatización parcial del INSS-. Ésta reforma hace parte de una serie de recortes de beneficios y aumentos en las cuotas que viene haciendo el gobierno desde 2013 en detrimento del pueblo trabajador. El gobierno de Daniel Ortega reprime las protestas que piden mejoras en la seguridad social, sean estudiantes, jubilados o feministas que se han opuesto a las medidas regresivas del gobierno en materia de seguridad social”.

2. En México existen tres servicios de salud que proporciona el Estado mediante cuotas de sus derechohabientes: desde 1944 el IMSS, desde 1960 el ISSSTE y desde los 50 los servicios de Salud, de control más directo del Estado. Se atiende al 60 por ciento de la población que hoy serían unos 80 millones de los 125 millones de habitantes con que cuenta el país. Pero esto de “atender” es entre comillas porque hay extrema falta de fichas o citas, medicinas, médicos, enfermeras y camas. El gobierno se ha declarado incapaz por falta de presupuesto y de interés por la gente. ¡Qué maravilloso que en Nicaragua se proteste! En México existe una funesta atención- pero no pasa nada: una minoría privilegiada acude a la medicina privada.

3. Nicaragua es un pequeño país de Centroamérica, colindante con Honduras, El Salvador y Costa Rica; cuenta con apenas 6 millones de habitantes, mientras los estados mexicanos: De México, CDMX, Veracruz y Jalisco poseen 15, 10, 9 y 8 millones, respectivamente. Pero los países de Centroamérica son otra historia. ¿Puede olvidarse que cuando México tuvo un gobierno imperial en los años 1822-23 (el de Iturbide) agrupó a los países de Centroamérica? ¿Puede olvidarse que a fines de la década de los setenta el pueblo de Nicaragua hizo una gran revolución con pretensiones socialistas y mucha solidaridad de luchadores sociales de muchos países? ¿Qué pasó?

4. La revolución nicaragüense, encabezada por el Frente Sandinista recibió mucho apoyo porque era la lucha contra la dictadura feroz, prolongada, de Anastasio y Luis Somoza y su familia que alternaban gobernado desde 1937, en1956, en 1967 y 1974. El pueblo al fin logró derrocar al somocismo en 1979 pero el imperio yanqui tenía el control de todos los movimientos. Sabía del significado profundo del movimiento sandinista y de los personajes izquierdistas que lo dirigían. Daniel Ortega empieza a aparecer desde la junta de gobierno de 1979-85 con discursos de izquierda; pero allí estaba la familia Chamorro con enorme fuerza económica y periodística.

5. El pueblo de Nicaragua, junto al pueblo de Haití, son entonces los países más miserables de la región. Tradicionalmente no pueden dar un paso sin la autorización del gobierno de los EEUU. ¿Qué harías tú, qué haría yo, gobernando un país miserable de ese tamaño educado ideológicamente por dictaduras pro-EEUU y acostumbrado a esperar siempre del Norte? Creo conocer la historia de 58 años de Cuba absolutamente bloqueada por el mundo por órdenes de los EEUU; no conozco territorialmente Centroamérica, aunque sí por lecturas y la prensa; pero sí hago paralelismo entre países, leo historias y pienso. Sigo preguntando: ¿Qué pasa en Nicaragua que buscaba afanosamente el socialismo?

6. Según la “Red Internacional, Izquierda Diario.es”, explica que según la reforma, presentada por recomendación del  FMI, los y las trabajadoras de ese país, que aportaban un 6,25% de su salario, ahora aportarán un 7%; mientras que el sector jubilado, que se podían pensionar con un 80% de su salario base, no podrá aspirar más que al 70%, además se le impondrá un aporte del 5% de su pensión para el seguro de salud, por lo cual se le ha dado el nombre de “la cotización perpetua” a tal medida, pues la pagarán hasta que fallecen. En México vivimos una situación similar o peor, pero las batallas y organizaciones de aquí están muy controladas.

7. El gobierno de Nicaragua, como sucede en México y en todos los países capitalistas, busca descargar la crisis sobre el pueblo trabajador. El pueblo exige que sean los capitalistas y los empresarios los que paguen la crisis; son ellos, junto con el Estado los que deben pagar los seguros de salud y las pensiones sin que les sea deducible de los impuestos sobre la renta u otra vía de subsidio a la patronal, no la clase trabajadora. El grito en Nicaragua y en México: ¡Por un seguro de salud digno y una pensión que cubra las necesidades fundamentales de nuestro pueblo! ¡Por una clase trabajadora con acceso digno a la salud! ¡Basta de represión al pueblo trabajador, a la juventud, estudiantes y pensionados! (22/IV/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: