viernes, 6 de abril de 2018

10:57:00
Pedro Echeverría V.

1. Las medrosas declaraciones del presidente Peña Nieto, rechazando la militarización de la frontera EEUU-México ordenada por el presidente Trump; peor aún, los muy oportunistas apoyos de todos los partidos políticos conseguidos por el gobierno de la gran burguesía mexicana, me recuerda cuando los generales golpistas argentinos consiguieron la “Unidad” a su alrededor -cuando el gobierno militar de Galtieri, Viola, Videla, se caía- declararon la guerra en abril de 1982 contra los marinos ingleses que ocupaban las Islas Malvinas, provocando la muerte de 700 soldados argentinos. Esas estrategias no son otra cosa que engañar con el “nacionalismo” y el “patriotismo” al sector más tonto del pueblo.

2. La realidad es que el pueblo mexicano no conoce la historia intervencionista y asesina de los EEUU porque los gobiernos la han amordazado. Todos los gobiernos de México -aunque EEUU esté arrojando bombas sobre los pueblos del mundo- han silenciado el carácter imperialista y agresivo de los EEUU. Hoy los mexicanos, en vez de ser antimperialista, antiyanquis, de saber que ese imperio se construyó explotando, robando, saqueando, a todos los países del mundo, tiene la creencia imbécil de que EEUU es un país rico porque trabaja mucho y es organizado, por tanto, México es un país miserables porque el pueblo “es flojo y borracho”.  Se dice algunas veces que EEUU se robó más de la mitad de nuestro territorio, pero se explica como si fuera historia antigua del siglo XIX.

3. El pueblo mexicano, a pesar de ser el “patio trasero” de los EEUU y recibir mucha basura que nos arrojan a diario, admira a los EEUU por su dólar que vale de 18 a 20 pesos mexicanos, porque viven en ese país unos 15 millones de paisanos, porque sus programas de TV son muy repetidos en México y porque sus películas se ven en este país desde 1920. Somos un pueblo colonizado, “agringado” por cine y TV en el vestido, en los muebles, al caminar, hablar, besar y hasta al ir a la cama. ¿Y, qué leemos? Periódicos y revistas que siguen formatos yanquis y contenidos que vienen de agencias internacionales gringas como UPI, AP, Reuter, etcétera. ¿Cómo carajos el pueblo mexicano puede saber que esos yanquis que nos joden son los mismos que invaden al mundo?

4. Así que las declaraciones de Peña Nieto, que han causado revuelo en los medios de información porque partidos y empresarios las han apoyado, no tienen nada que ver con el pensamiento del pueblo que sigue esperando los dólares que vienen de EEUU y en los millones de sus familiares que viven y trabajan en ese país. El presidente Trump lleva muchos años tratando a México, a su población y gobierno, como delincuentes y al fin Peña responde, pero nada positivo dice cuando EEUU amenaza a Corea del Norte, cuando amenaza a Venezuela o interviene en política en Brasil, Argentina, Ecuador, Bolivia, etcétera, para amenazar y derrocar gobiernos. Si no se enseña a los pueblos la historia de nefasto comportamiento de los EEUU en el mundo, seguiremos jodidos.

5. El presidente Peña debe estar muy contento el día de hoy porque ha descubierto que con “su nacionalismo y populismo” puede lograr la unidad de los sectores más desesperados por darse a notar y así conseguir un acercamiento a su alrededor. ¿Podrá esta estrategia gubernamental subir los bonos del desesperado candidato Meade del PRI, que en último instancia es lo que le interesa? Pienso que más que apoyar a Peña hay que exigir que México deje de ser el “patio trasero de los EEUU” –aunque esté endeudado hasta en fondillo y millones de migrantes sigan viviendo ahí- haciendo que México obtenga conciencia de la historia del imperialismo para que también comprenda que los yanquis no son el pueblo de EEUU, sino los multimillonarios que los dominan. (6/IV/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: