viernes, 6 de abril de 2018

12:49:00
CARACAS, 6 de abril de 2018.- Luis Alfredo González Hernández fue capturado por las autoridades venezolanas tras admitir que mató, descuartizó y comió parte de la carne de un sujeto.

El conocido ya por la prensa local como el “artista antropófago” utilizó también la sangre y cenizas de su víctima para pintar unos cuadros, según informó a través de Instagram el director nacional de la policía científica, Douglas Rico.

Conforme al medio web La Patilla, algunos restos óseos de la víctima fueron hallados enterrados en la finca en Barlovento, estado Miranda.

Luis Alfredo González Hernández mató, descuartizó y comió parte de la carne de un sujeto. (@DouglasRicoVzla)

Asimismo, se encontraron documentos de personas ajenas al lugar, las cuales están siendo verificadas para determinar si fueron reportadas como desaparecidas.

Por otra parte, las pinturas localizadas serán sometidas a pruebas de antropología forense correspondientes.

Se presume que la víctima era el propietario del terreno; González admitió su culpabilidad en el hecho, y añadió que el hoy occiso lo había contratado para servicio funerario, el cual consistía en: darle muerte, comerlo y con su sangre y cenizas hacer pinturas.

Restos óseos de la víctima. (@DouglasRicoVzla)

Restos óseos de la víctima. (@DouglasRicoVzla)

Las pinturas localizadas serán sometidas a pruebas de antropología forense. (@DouglasRicoVzla)

Agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de Venezuela fueron los primeros en apodar al joven homicida como el “artista antropófago”.

Todavía no se ha dado a conocer la identidad del dueño de la fincao; tampoco se sabe si el antropófago confesó ser el autor de otros homicidios.
El "comegente"

En 1999, un caso de canibalismo acaparó la atención mediática en Venezuela luego de que las autoridades aprehendieran a José Dorangel Vargas, un antropófago conocido como el "comegente".

Se estima que el homicida es responsable de al menos 40 asesinatos y fue sentenciado a 30 años de cárcel, pena que a día de hoy cumple en el estado Táchira. (Excélsior con información de EFE)

0 comentarios: