viernes, 6 de abril de 2018

20:48:00
CIUDAD DE MÉXICO, 6 de abril de 2018.- La Iglesia que peregrina en la Ciudad de México ha visto con buenos ojos la unidad entre el poder Ejecutivo y Legislativo, ante la hostilidad del presidente de los Estados Unidos, quien ha firmado una orden para desplegar a la Guardia Nacional en la frontera con México, a fin de detener el flujo de personas y drogas hacia su país.

A mediados de la semana Donald Trump no sólo firmó dicha orden ejecutiva, sino que además, durante tres días se encargó de atacar a México por haber permitido el inicio de la Caravana Migrante, conformada por unos mil centroamericanos que buscaban llegar a territorio norteamericano para solicitar asilo, pero finalmente desistieron de su objetivo. Este jueves, el presidente Trump también se jactó a través de las redes sociales de haber desactivado la caravana.

Donald Trump, presidente de EE. UU..

Ante esta situación, los poderes Ejecutivo y Legislativo han cerrado filas. Por una parte, el Senado de la República ha exhortado a suspender la cooperación bilateral y anticrimen con los Estados Unidos, en tanto el mandatario norteamericano no se conduzca con respeto hacia la nación. Este exhorto ya ha sido turnado a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Presidencia de la República, instancias que en breve fijarán su postura.

Por otro lado, la Secretaría de Gobernación, a través de su titular, Alfonso Navarrete Prida, ha señalado que la petición de la Cámara de Senadores constituye una muestra de unidad de los mexicanos frente a actitudes, frases o amenazas que demuestran hostilidad hacia el país.

La Arquidiócesis de México, que encabeza el Cardenal Carlos Aguiar Retes, aplaude y celebra esta unidad, y llama a seguir trabajando de manera conjunta para bien del país, principalmente, de cara al proceso electoral del próximo mes de julio. (SIAME)

0 comentarios: