sábado, 17 de marzo de 2018

17:24:00
MÉRIDA, Yucatán, 17 de marzo de 2018.- Un Kanul es un guardián del universo bajo los preceptos de la cosmogonía maya y en los Telebachilleratos Comunitarios de Yucatán se forma a las y los estudiantes con este compromiso, mediante ejercicios de lectura y escritura, a fin de preservar la naturaleza de su entorno.

Para Ivonne Bouille Araluce, responsable de la Unidad Académica de Telebachillerato, es importante darles a conocer a las y los jóvenes, mediante la asignatura de Desarrollo Comunitario, que los Kanules son quienes ayudan a mantener el equilibrio y el cuidado de la flora y fauna del lugar.

Con esta estrategia se trata de fortalecer la identidad cultural, por lo que las y los alumnos realizan lecturas al respecto y conforme avanzan en sus actividades ponen en práctica la habilidad de escritura.

“La figura del Kanul nos permite explorar y recrear otros mundos. La actividad ha ayudado a ver más allá de lo que la vista  proporciona. Ser Kanul a nivel adolescente no sólo conecta a las y los estudiantes del Telebachillerato con los misterios de la vida de las comunidades indígenas, sino les permite identificar problemáticas reales”, indicó la responsable académica.

Para las y los jóvenes, hallar un misterio de la vida consiste en detectar áreas de oportunidad dentro de su contexto y con ello crear proyectos que a la larga puedan ser fuentes de empleo y muchos han encontrado una línea a seguir en el turismo comunitario.

Con estas medidas de autoempleo, se permite al mismo tiempo el desarrollo de la comunidad misma y evitan el fenómeno de la migración a ciudades cercanas, ya que se ha registrado que ante la falta de oportunidades en el lugar, algunos preferían salir a sitios urbanos en busca de trabajo.

La manera en la que las y los estudiantes se han relacionado con la figura de guardianes mayas fue expuesta en la mesa panel “Kanules del Mundo Maya: fortaleciendo la identidad cultural a través de la lectura y escritura” en el marco de la Feria Internacional de la Lectura en Yucatán (Filey) 2018.

Las y los jóvenes eligen primero un nombre en maya, con el cual son reconocidos como Kanules, posteriormente, se dedican a identificar los sitios históricos de su comunidad y reconocer su valor para luego ser difundidos, además, su deber es encontrar alguna problemática del lugar para así generar una misión que lleve a la resolución.

Las y los participantes tienen en cuenta también el tipo de flora y fauna que urge conservar en cada una de las zonas donde se ubican los 198 Telebachilleratos Comunitarios.

0 comentarios: