lunes, 19 de marzo de 2018

12:34:00
MADRID, 19 de marzo de 2018.- El uso de armas entre civiles ha vuelto a provocar una tragedia en Estados Unidos. Una niña de 13 años en Mississippi murió después de que su hermano de nueve años le disparara por un videojuego, informó la policía.

Dijeron que el niño agarró una pistola el sábado por la tarde después de que su hermana no le quisiera dejar el juego. Supuestamente le disparó desde atrás, y la bala se alojó en su cerebro, recoge hoy la BBC.

Un sheriff local anunció el domingo que la adolescente había muerto a causa de sus heridas en un hospital de Memphis. Se desconoce cómo tuvo tuvo acceso al arma el menor. Tampoco está claro qué consecuencias legales tendrá su acción.


«Tiene solo nueve años», dijo el alguacil del condado de Monroe, Cecil Cantrell, al Clarion Ledger. "Supongo que ha visto esto en los videojuegos o en la televisión. No sé si sabía exactamente lo que hacía -intentó justificar-. No puedo responder a eso. Sé que es una tragedia».

La madre de los niños estaba en otra habitación, dando de comer a sus otros hijos en el momento del incidente.

La policía aún está investigando las circunstancias del tiroteo, incluido cómo se accedió al arma, una pistola de calibre 25.

«Esto es todo terreno nuevo para nosotros, nunca hemos tratado con un niño que dispara a un niño a los nueve años», dijo el sheriff Cantrell a la prensa local.

Marcha del 24 de marzo

Esta nueva muerte como consecuencia de un arma se produce tan solo unos días antes de la gran marcha, respaldada por el movimiento #NeverAgain, liderada por estudiantes estadounidenses que tendrá lugar el día 24 de marzo en el Mall de Washington. Una marcha en la que pedirán un mayor control en la venta de armas tras el tiroteo que el pasado 14 de febrero costó la vida a 17 personas en un instituto de Parkland. (ABC)

0 comentarios: