martes, 27 de marzo de 2018

19:03:00
PEKÍN / PYONGYANG, 27 de marzo de 2018.- El líder norcoreano, Kim Jong Un, aseguró este miércoles que Pyongyang está "comprometido con la desnuclearización" en un encuentro con el presidente chino, Xi Jinping, en Pekín, al tiempo que sostuvo que está "dispuesto a dialogar con Estados Unidos".

"Nuestra postura es consistente en estar comprometidos con la desnuclearización en la península, de acuerdo con la voluntad del fallecido presidente Kim Il Sung y el difunto Secretario General Kim Jong Il", enfatizó Kim, según informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Los medios norcoreanos había confirmado horas atrás que el líder supremo, Kim Jong-un, había viajado a China junto a su esposa, en lo que se convirtió en su primera salida al extranjero, que se produce en plena etapa de distensión.

Apretón de manos entre Kim y Xi. (AP)

Durante su "visita no oficial", Kim y su esposa Ri Sol Ju asistieron a un banquete de bienvenida en el Gran Palacio del Pueblo con Xi y su esposa Peng Liyuan, según Xinhua.

"Mantuve conversaciones exitosas con [el presidente] Xi Jinping sobre las relaciones entre los dos partidos y los dos países, nuestras respectivas situaciones internas, el mantenimiento de la paz y la estabilidad en la península coreana y otros asuntos", declaró Kim Jong Un durante el banquete que le ofreció el presidente chino a él y a su esposa, según la agencia china.

El tren blindado donde viajó Kim Jong-un.

La visita fue el primer viaje conocido de Kim fuera de Corea del Norte desde la muerte de su padre, Kim Jong Il en 2011, y fue la primera vez que se encontró con Xi.

Los rumores sobre la visita de Kim a Beijing se dispararon la noche del lunes cuando se vio llegar el tren blindado del régimen norcoreano a la estación de la capital china, donde durante todo el martes se elevaron de manera significativa las medidas de seguridad.

Las especulaciones se dispararon luego de que un extraño tren pasara por Beijing, en medio de férreas medidas de seguridad.

La agencia de noticias Bloomberg había asegurado, citando a tres personas supuestamente enteradas de la visita, de la llegada en un misterioso tren del líder norcoreano. La agencia de noticias japonesa Kyodo informó después de su marcha de Pekín.

La llegada a Beijing en la tarde del lunes del misterioso tren desató las especulaciones: el convoy, compuesto por vagones verdes con rayas amarillas, es similar al que suelen usar las máximas autoridades norcoreanas en sus desplazamientos.

El padre del líder norcoreano, Kim Jong-il, realizó visitas secretas en tren a China en 2010 y 2011, que no fueron confirmadas hasta que no regresó al país. Siempre viajaba en tren porque tenía miedo a volar. No está claro si también su hijo tiene miedo a volar o si prefiere el tren por cuestiones de seguridad o miedo a sufrir un atentado.

El tren especial verde oscuro que llegó el lunes a Beijing se parecía al que utilizó Kim Jon-il entonces, aseguraban medios japoneses. La visita fue sorprendentemente breve, porque el tren abandonó la estación en la tarde del martes, según Kyodo.

Poco antes había habido informaciones sin confirmar de que un convoy de automóviles había entrado en la estación, así como de estrictas medidas de seguridad en torno a la residencia de huéspedes estatal Diaoyutai, donde habría pernoctado el invitado.

Las calles cercanas a la residencia fueron cerradas el martes por la mañana para que circulara el convoy compuesto por más de 12 automóviles precedidos de motocicletas. Una larga limusina negra circulaba sin bandera nacional, contaron los testigos, por calles flanqueadas por soldados apostados cada 10 o 15 metros.

Una visita de Kim supondría un momento de mayor distensión en la disputa por el programa nuclear y armamentístico de Corea del Norte. Tras su sorprendente acercamiento a Corea del Sur desde comienzos del año, se espera que el líder norcoreano se reúne en abril y mayo, respectivamente, con los presidentes surcoreano, Moon Jae-in, y estadounidense, Donald Trump. El jueves está previsto un encuentro preparatorio con Corea del Sur.

China ha quedado hasta ahora fuera de los esfuerzos diplomáticos a este nivel. Los dos países han tenido tradicionalmente buenas relaciones, pero la relación se tensó a raíz de los ensayos nucleares y test misilísticos norcoreanos. Pekín apoyó incluso las sanciones aprobadas contra Pyongyang en el Consejo de Seguridad de la ONU.(Clarín)

0 comentarios: