jueves, 29 de marzo de 2018

21:32:00
BUENOS AIRES, 29 de marzo de 2018.- Ni siquiera la religión logra escapar a la profunda escasez que atraviesa Venezuela. Ante la falta de eucaristías para comulgar en plena Semana Santa, la Iglesia católica de Colombia le donó 250.000 hostias a su similar del país bolivariano.

"Es importante atender también las necesidades que aquejan a la fe como consecuencia de este tiempo de crisis fronteriza", indicó en un comunicado la diócesis de Cúcuta, la mayor ciudad colombiana en la frontera con Venezuela.


La donación de hostias la encabezó monseñor Víctor Manuel Ochoa, obispo de la Diócesis de Cúcuta, en el puente internacional Simón Bolívar, que une a ambas naciones.

"Monseñor (...) ha entregado a las diócesis de la zona de frontera colombo venezolana la materia para la celebración de la santa misa", agregó el texto.

Esta no es la primera vez que la Iglesia católica colombiana dona hostias a su par venezolana, que no ha estado exenta de la escasez de alimentos y medicinas que vive el país.

Venezuela, que comparte una porosa frontera de 2.200 kilómetros con Colombia, vive una profunda crisis humanitaria y económica, con una pronunciada hiperinflación.

Cientos de miles de venezolanos han huido de su país, unos 550.000 a Colombia, donde las autoridades migratorias calculan que al finalizar el año la cifra ascenderá a un millón de migrantes. (Clarín)

0 comentarios: