lunes, 5 de marzo de 2018

14:33:00
LONDRES, 5 de marzo de 2018.- El exespía ruso Sergei Skripal, condenado en 2006 por revelar las identidades de otros agentes rusos y refugiado en Reino Unido, se encuentra en estado critico después de haber sido expuesto a una sustancia desconocida en un centro comercial en Wiltshire, en el sur de Inglaterra, según la BBC.

Skripal, de 66 años, fue condenado por “alta traición en forma de espionaje” a 13 años de prisión, por pasar al servicio de inteligencia británico, MI6, las identidades de agentes rusos trabajando de manera encubierta en Europa. Militar ruso con rango de coronel, Skripal se declaró culpable y cooperó con la investigación. Según Rusia, habría cobrado 100.000 dólares por la información que suministró desde los años 90 al MI6.

Sergei Skripal en foto de 2006. (AP)

En julio 2010, fue liberado en un intercambio de espías entre Rusia y Estados Unidos. Fue uno de los cuatro presos puestos en libertad por Moscú a cambio de 10 espías arrestados por el FBI. El trueque de espías se realizó en el aeropuerto de Viena y Skripal fue trasladado a Reino Unido, donde ha mantenido un perfil bajo durante ocho años.

Este domingo, la policía declaró un incidente grave en un centro comercial de Salisbury, en el condado de Wiltshire, al caer repentinamente enfermos un hombre y una mujer pasadas las cuatro de la tarde. Tras ser alertada por un testigo, preocupado por la salud de ambos, la policía los encontró sobre un banco del centro comercial. Ella estaba inconsciente.

La sustancia a la que fueron expuestos no ha sido identificada oficialmente. Según el diario local Salisbury Journal, podría tratarse de fentanilo, un narcótico sintético opioide de colosal potencia. La policía acordonó una serie de localizaciones de la ciudad para descontaminarlas, así como el servicio de urgencias del hospital al que fueron trasladados, del que fueron evacuados varios pacientes. Los cordones ya han sido levantados. Skripal y la mujer, de entre 30 y 40 años, también en estado crítico, siguen ingresados en el hospital de Salisbury.

“Las dos personas, que creemos que se conocían, no presentaba heridas visibles y fueron trasladadas a hospital de Salisbury. Actualmente están siendo tratados por sospechas de exposición a una sustancia desconocida. Los dos se encuentran en estado crítico y cuidados intensivos. Al encontrarnos aún en las primeras etapas de la investigación, no podemos asegurar si ha tenido lugar un crimen”, ha declarado este lunes por la tarde un mando de la policía local, en conferencia de prensa.

La misteriosa intoxicación de Skripal inevitablemente ha recordado en Reino Unido al caso de Alexander Litvinenko, el exespía ruso envenenado en 2006 en el hotel Millenium de Londres. Litvinenko cayó enfermo después de beber de una taza de té con polonio radiactivo, que le ofrecieron supuestamente Andrei Lugovoi y Dimitry Kovtum, dos ciudadanos rusos. Litvinenko murió tras 23 días de agonía. El episodio fue un escándalo internacional que enfrió las relaciones entre Reino Unido y Rusia.

Una investigación oficial en Reino Unido reconstruyó los movimientos de los dos supuestos asesinos por Londres, siguiendo el rastro radioactivo del polonio, y concluyó que el Kremlin estuvo detrás del asesinato. El presidente ruso, Vladímir Putin, niega cualquier relación con el asesinato y descarta extraditar a Lugovoi y Kovtum, el primero de los cuales se sienta hoy en la Duma rusa. (Pablo Guimón / El País)

0 comentarios: