lunes, 5 de marzo de 2018

22:39:00
MÉRIDA, Yucatán, 5 de marzo.- Por segunda ocasión, Joaquín "Huacho" Díaz Mena cambia de partido al no haber obtenido el hueso al que aspiraba.

Rogerio Castro con "Huacho" Díaz, esta tarde en rueda de prensa.

El día de hoy, el ex priista y ex panista anunció que se suma a Morena y son altas las probabilidades de que sea su candidato a gobernador, bajando a Rogerio Castro, quien no debe de estar muy a gusto ante dicha posibilidad, pues a pesar de ser un mero integrante de un mariachi y profesor limitado intelectualmente él sí ha hecho trabajo partidista.

El PAN permitió a "Huacho" ser alcalde de su natal San Felipe, diputado local, diputado federal en dos ocasiones -incluida la actual- y candidato a gobernador en 2012, elección en la que fue aplastado por más de 100 mil votos por el priista Rolando Zapata Bello.

Aún así, "Huacho" quiso ser candidato a gobernador de nueva cuenta en 2018 y, al ser Vila el mejor posicionado y designado, eligió competir con Raúl Paz Alonzo por el Senado. Lucha que, curiosamente, fue más intensa que la pelea por la gubernatura.

Sin embargo ya estaba amarradísimo a nivel nacional que Paz encabezaría la fórmula legislativa. Estos amarres no son ajenos ni nuevos para "Huacho", pues en 2015 los usó para quedarse con la diputación federal de Renán Barrera Concha.

Aún así no supo perder, no supo aguantar que le hicieran lo que hizo a otros. Hizo tremendo berrinche y anticipó su salida del PAN en días pasados.

A pesar de que como diputado federal aprobó las reformas, infames para los morenistas, "Huacho" ha sido "absuelto" como tanto ex priista y ex panista que se ha sumado a Morena porque no le tocó el hueso que quería.

Las reacciones en Morena son divididas. Aunque hay quienes, incondicionales y acríticos a los designios de AMLO, celebran la llegada de Díaz Mena por los votos que traería, a pesar de que gran parte del PAN lo ve como un traidor más, otros señalan que es puro oportunismo político y sólo se está yendo de Acción Nacional porque esta vez no le tocó el puesto al que aspiraba y no comulga con los principios de Morena, demostrando que su lealtad jamás estuvo con el partido o sus ideales sino con sus propias ambiciones.

Al final del día, la candidatura de "Huacho" sólo servirá para dividir el voto, y todos sabemos a qué partido perjudicará más esto. (José Repetto)

0 comentarios: