viernes, 2 de marzo de 2018

21:00:00
MOUNT PLEASANT, Michigan, 2 de marzo de 2018.- Dos personas murieron este viernes por disparos en el campus de la Universidad Central de Michigan (CMU), en la localidad de Mount Pleasant, Estados Unidos, informó la casa de estudios, mientras las autoridades buscaban al atacante, que ha sido identificado como el hijo de los fallecidos.

Un agente policial de la universidad identificó al presunto autor de los disparos como James Eric Davis, de 19 años de edad y estudiante universitario. Las dos víctimas son James Davis padre y Diva Davis.

El tiroteo se registró el día en que los padres llegan a recoger a los estudiantes por el inicio de un periodo vacacional de una semana.

James Eric Davis Jr. (MtPleasantMI)

Davis era conocido por sus problemas con la ley. La policía lo llevó a un hospital la noche anterior al tiroteo por un "tipo de incidente relacionado con las drogas: una sobredosis o una mala reacción a las drogas", informó el portavoz de la policía del campus, Larry Klaus, en una conferencia de prensa.

El campus se mantuvo cerrado horas después de ocurrido el hecho, pues el sospechoso aún no había sido localizado por las autoridades.

La policía recorría el campus y las áreas circundantes, con helicópteros y oficiales a pie.

Agentes federales de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego fueron enviados a la escena en la ciudad de Mount Pleasant, en Michigan, para ayudar a la policía local.

Davis, de 1,79 metros de altura, fue visto por última vez esta mañana huyendo del escenario del crimen vistiendo unos pantalones amarillos y una sudadera azul con capucha.

"Él debe ser considerado armado y peligroso", dijo el teniente Larry Klaus sobre Davis.

Un legislador del estado de Illinois identificó a las víctimas de Davis.

"El tiroteo en la Universidad Central de Michigan nos toca de cerca", tuiteó el legislador, Emanuel Welch.

"Mis más sinceras condolencias a la familia del oficial de la policía de Bellwood James Davis y su esposa, que fueron baleados y muertos", señaló.

El tiroteo ocurre en medio de un renovado debate en Estados Unidos sobre la violencia con armas de fuego y el papel de las fuerzas del orden en detener a los posibles atacantes, iniciado después de que 17 personas murieran por disparos en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Florida. (El Comercio)

0 comentarios: