lunes, 26 de marzo de 2018

19:18:00
CIUDAD DE MÉXICO, 26 de marzo de 2018.- El líder de un grupo sigiloso en el norte del estado de Nueva York les 'lavaba el cerebro' a sus seguidoras y las convertía en “esclavas”, a quienes estigmatizaba con sus iniciales y las obligaba a sostener relaciones sexuales, afirmaron las autoridades el lunes en una denuncia penal en la que lo acusan de tráfico sexual.

Keith Raniere, cofundador del grupo Nxivm, fue arrestado en México y enviado a Texas el lunes, indicaron las autoridades. Tiene programada una audiencia el martes en Fort Worth bajo los cargos presentados por fiscales federales en Brooklyn.

Varias mujeres que pertenecen al grupo en México han viajado a la ciudad de Albany, donde fueron marcadas, le dijeron al New York Times dos ex integrantes del grupo.

Raniere se escondía en una lujosa villa de Puerto Vallarta, Jalisco, donde fue localizado y detenido ayer por la Policía Federal. Debido a que su estancia en México era irregular fue deportado hacia Estados Unidos, donde fue arrestado.

Según la denuncia penal, Raniere, conocido en el grupo como “Vanguardia”, supervisaba un sistema salvaje en el que se les decía a las mujeres que la mejor forma de avanzar en la vida era convertirse en una “esclava” supervisada por “amos”. Además, se esperaba que tuvieran relaciones sexuales con él y realizaran labores domésticas para los amos, y que mantuvieran todo en secreto o de lo contrario serían humilladas en público.

El nombre del abogado de Raniere no estaba disponible el lunes. En una carta atribuida a Raniere que fue publicada en un sitio de internet relacionado con Nxivm, rechazó que esas prácticas estuvieran autorizadas por el grupo, el cual se describe como de autoayuda.

"Estas acusaciones me inquietan mucho, ya que la no violencia es uno de mis valores más importantes”, afirma en la misiva.

En la denuncia se afirma que muchas víctimas participaban en ceremonias videograbadas en las que eran marcadas en el área pélvica con un símbolo que incluía las iniciales de Raniere.

 "Durante las ceremonias de marcado se requería que las esclavas estuvieran totalmente desnudas, y el amo le ordenaba a una esclava que filmara mientras la otra sostenía en el piso a la esclava que estaba siendo marcada”, se afirma en la denuncia.

Los investigadores dijeron que Raniere prefería a las mujeres excepcionalmente delgadas, por lo que las “esclavas” tenían que apegarse a dietas muy bajas en calorías y llevar un registro de todo lo que comían. Como castigo cuando no obedecían, se les obligaba a asistir a clases en las que eran “forzadas a utilizar ubres falsas de vaca encima de sus senos mientras otras personas les daban nombres despectivos”, o se les amenazaba con enjaularlas, según señalan los papeles judiciales.

Raniere salió de Estados Unidos a fines del año pasado después de que el New York Times reportó las historias de algunas mujeres que desertaron de la hermandad secreta y de que el gobierno comenzó a entrevistar a posibles testigos. Intentó no dejar rastros valiéndose de una dirección de correo electrónico cifrado y se deshizo de su teléfono, se afirma en los papeles.

Fue hallado con varias mujeres en una comunidad cerrada de lujo en la ciudad turística de Puerto Vallarta, en el estado occidental de Jalisco, donde la renta de las casas puede costar 10 mil dólares semanales, indicaron los investigadores. Después de que las autoridades lo detuvieron bajo una orden de aprehensión estadounidense, los detectives dicen que las mujeres se dieron a la fuga y fueron perseguidas a alta velocidad.

El sitio de internet relacionado al grupo describe a Raniere como un “científico, matemático, filósofo, emprendedor, educador, inventor y escritor” que ha “dedicado su vida a estudiar la psicodinámica de los seres humanos y a desarrollar nuevas herramientas para el empoderamiento, la expresión y la ética de los humanos”.

Raniere y Nxvim han sido blanco de críticas desde hace años, al menos desde 2012, cuando el periódico Times Union de Albany publicó una serie de artículos que analizan a la organización y las acusaciones de que era como una secta. (AP)

0 comentarios: