martes, 6 de marzo de 2018

23:46:00
WASHINGTON, 7 de marzo de 2018.- La actriz porno Stormy Daniels demandó este martes al presidente Donald Trump en un tribunal de Los Ángeles.

Con lo anterior, busca tratar de invalidar una cláusula de confidencialidad que firmó con el magnate, según documentos judiciales.

Daniels, que se llama en realidad Stephanie Clifford y habría mantenido una relación íntima con el mandatario, afirma en su querella que el acuerdo de no divulgación carece de validez porque en su momento el actual jefe de Estado no lo firmó.

"La denunciante solicita una orden de este tribunal que declare que el acuerdo nunca se concretó y no existe, entre otras cosas porque Trump nunca lo suscribió", señala el texto, firmado por el abogado de la actriz, Michael Avenatti.

La cláusula de confidencialidad fue firmada por Stephanie Clifford y el abogado de Trump, Michael Cohen, el 28 de octubre de 2016, unos días antes de las elecciones que marcaron la victoria del republicano, detalla la denuncia.

Stormy Daniels.

"El acuerdo imponía diferentes condiciones y obligaciones no sólo a la señora Clifford sino también al señor Trump. Requería igualmente la firma de todas las partes, incluida la del señor Trump", prosigue el documento.

Según la demanda, a partir de enero de 2018 y de la emergencia de "detalles del acuerdo" en la prensa, Cohen, por medio de táctica de coerción y de intimidación, forzó a Clifford a firmar una falsa declaración en la que se estipulaba que las informaciones sobre una relación con Trump eran falsas.

"Hacia el 13 de febrero, Cohen difundió un comunicado sobre Clifford y la existencia de un acuerdo de confidencialidad sin su consentimiento y alrededor del 27 de febrero, Cohen inició de manera insidiosa un procedimiento de arbitraje falso contra ella en Los Ángeles (...) sin advertirla de ello".

La demanda señala que ella y Trump mantuvieron una relación íntima, iniciada en Lake Tahoe, California, entre el verano de 2006 y buena parte de 2007.

El magnate se casó con Melania Knauss en 2005; su hijo Barron nació en marzo de 2006.

The Wall Street Journal destapó el escándalo en enero y semanas después Cohen reconoció haber efectuado el pago, aunque dijo que el dinero salió de su propio bolsillo y no explicó el por qué.

La Comisión Electoral Federal de EU abrió una investigación por ese pago tras una denuncia por presunta malversación de fondos de campaña. (Excélsior)

0 comentarios: