miércoles, 21 de febrero de 2018

23:12:00
SALTILLO, Coahuila, 22 de febrero de 2018.- Este 19 de febrero se cumplieron 12 años de la explosión en la mina coahuilense Pasta de Conchos, en la que 54 mineros fallecieron, y los deudos de los trabajadores caídos no podían tener una peor remembranza de la tragedia que el despertarse con la noticia de la postulación al Senado de Napoleón Gómez Urrutia por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

"Napito", el entonces líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, luego de la tragedia salió del país huyendo a Canadá, donde radica hasta la fecha, para evitar su detención, ya que salió a la luz el desvío de dineros del sindicato.

De la protesta que familiares de los mineros muertos en Pasta de Conchos hicieron ante las oficinas de Grupo México en la CDMX. (Foto: Eduardo Miranda / Proceso)

Los deudos viven con esa tragedia que pudo haberse evitado si el líder sindical hubiera exigido una adecuada inspección por parte de la Secretaría del Trabajo, encabezada en aquel entonces por Javier Lozano, ahora vocero de la campaña de José Antonio Meade; o si la mina, propiedad del grupo México, cuyo accionista mayoritario es Germán Larrea, el segundo hombre más rico de México, no hubiera tenido las numerosas irregularidades en seguridad, que tampoco fueron observadas por el sindicato, encabezado por "Napito".

Ahora también los deudos deben cargar con la impunidad que les deja el hecho de saber que quizá uno de los principales actores de la tragedia, Napoleón Gómez Urrutia, sea arropado por el partido de izquierda Morena y su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

Los deudos, en su cuenta de Twitter, exhiben recibos de pago de los mineros, en los que aparece la "cuota" que debían pagar a Napoleón Gómez; asimismo, muestran los convenios que "amarró" Larrea para que quedaran impunes las muertes de esos 65 mineros.

Pero nada de eso parece importar a AMLO, quien quien ha expresado: "Napoleón Gómez es un perseguido por el régimen, se confrontó con los machuchones, no quiero usar eso de mafia del poder (...) Y ahora nosotros, en un acto de justicia, se le da la oportunidad de participar".

Pese a los constantes reclamos del colectivo de Pasta de Conchos, el candidato a la Presidencia por Morena no respondió, aunque sí lo hicieron sus partidarios, quienes lo defendieron alegando que los mismos mineros están del lado de Napito, a pesar de estar acusado de desviar 55 millones de dólares de un fideicomiso de los mineros en el complejo de Cananea. (Elena Vega / Vanguardia)

0 comentarios: