domingo, 4 de febrero de 2018

13:58:00
CIUDAD DE MÉXICO, 4 de febrero de 2018.- “No que no, sí que sí, ya llegamos hasta aquí”, gritaban los caravaneros chihuahuenses que recorrieron más de 4 mil kilómetros y más de 20 ciudades del país antes de llegar a la Ciudad de México, por la que marcharon con el gobernador Javier Corral a la cabeza.

Los integrantes de la Caravana por la Dignidad arribaron de Cuernavaca, Morelos, hoy por la mañana para ir al frente del contingente que se dirigió al Hemiciclo a Benito Juárez, donde se reunieron miles de personas.

Javier Corral y la Caravana por la Dignidad en el Hemiciclo a Juárez. (Foto: Cri Rodríguez / SinEmbargo)

Desde anoche recibieron la noticia de los coordinadores de la Caravana, Emilio Álvarez Icaza y Gabino Gómez, de que habían sido atendidas las dos exigencias de su protesta (Segob pedirá extraditar a César Duarte y se le devolverán $900 millones a Chihuahua) por lo que celebron con porras mientras caminaban por la capital del país.

(El Heraldo de Chihuahua)

Debido a los acuerdos de anoche, la marcha anticorrupción que encabeza Javier Corral no hizo las paradas de protesta que estaban programadas frente a la Procuraduría General de la República y la Secretaria de Relaciones Exteriores.

La marcha avanzó por Paseo de la Reforma en sentido contrario a la circulación, en su ruta al Hemiciclo aa Benito Juárez.

Corral Jurado marchó al frente enarbolando la bandera de México, acompañado de su esposa Cinthia Chavira, el activista Emilio Álvarez Icaza, Gustavo Madero, Denisse Dresser, Clara Jusidman y otros personajes políticos y líderes de organizaciones civiles.

En su mensaje en el Hemiciclo a Juárez, el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, expresó que “en este momento histórico de México, quiero agradecer y abrazar a todos que integraron la Caravana por la Dignidad”.

Criticó el uso de la Secretaría de Hacienda para razones políticas, y llamó a terminar con el “pacto de impunidad” que permite a políticos mantenerse sin castigo mientras roban “la esperanza, las oportunidades y derechos de la gente a una vida digna”.

“Si es un crimen robarle al pueblo, es un crimen mayor quedarse callado”, dijo. “La corrupción es un gran problema estructural que va más allá de cualquier persona y cualquier partido. Lo que quedó demostrado con el caso Chihuahua es que la corrupción incorpora a políticos, medios e instituciones”.

El mandatario panista destacó el apoyo de la iniciativa privada, pues fue uno de los primeros sectores que comprendieron la lucha contra la corrupción está más allá de partidos y porque ayudaron a financiar los gastos de la caravana.

Corral Jurado señaló que Chihuahua logró que la federación se comprometiera con las demandas básicas que los pusieron en marcha. (David Piñón / El Heraldo de Chihuaha/SinEmbargo)

0 comentarios: