miércoles, 7 de febrero de 2018

21:38:00
Pedro Echeverría V.

1. De alguien escuché o leí que le decía a López Obrador que descansara un poco de sus giras iniciadas hace 18 años para dedicar algunos días para analizar con sus compañeros cómo va su campaña. Me recuerda que un viejo compañero del  espartaquismo que hace unos tres años -en desacuerdo con alguno de mis artículos- me hizo una fuerte crítica: “escribe menos y piensa más”; seguí escribiendo al mismo ritmo, pero me obligó a pensar más y aventurarme menos en mis juicios. Tengo la convicción de que no sólo hay que “hacer cosas” para justificar nuestra existencia, sino que lo importante es pensar, reflexionar críticamente acerca del mundo que nos rodea. Quizá por ello la famosa tesis de Marx: “Lo importante no es sólo conocer el mundo sino ayudar a transformarlo”.


2. Mucha gente cree que nadie le puede quitar el triunfo electoral del próximo julio a López Obrador. Se piensa que hoy está mejor posesionado que en 2006 cuando le arrebataron mediante un fraude descarado su triunfo. Por ello tengo la convicción que debe pasarse a un análisis colectivo de su campaña en todo el país. ¿Con cuántos cuadros políticos de alto y mediano nivel cuenta para extender y profundizar el trabajo en la campaña electoral? ¿Qué tipo de trabajo político e ideológico se realiza entre los que militaban en los partidos de derecha y cómo se asegura su fidelidad en Morena? Morena, han señalado insistentemente, no es un partido de izquierda sino uno plural donde caben todos los colores e ideologías, pero si no se ejerce un pequeño control político, no se hable ni se llore, luego de traiciones y creencias.

3. Si López Obrador puede ganar y es derrotado por errores fatales de Morena. Si logra la Presidencia y es echado de ella por la burguesía por incapacidad de mantenerse en el cargo y si, por cualquier pretexto, se pliega a los explotadores y opresores de México, pues indudablemente millones de voces lo condenarán y todas las gentes honestas saldremos a la calle hasta derrocarlo. Por ello, la petición de que miles de comités del partido Morena se reúnan a analizar y discutir las perspectivas del  lópezobradorismo antes que se inicien formalmente las campañas o avancen más, fuera de las formalidades de los  congresos o plenos, hay que hacer reflexionar a la gente para que todas las aportaciones verbales o escritas de ideas sean tomadas en cuenta.

4. Por lo que conozco de manera directa, así como en lecturas e historia política, todos los candidatos presidenciales  –por lo menos desde que se promulgó la Constitución Política en 1917- han dicho que recorren todo el país en sus campañas; sin embargo lo que hacen desde los años cincuenta, son dos o tres mítines en las dos o tres ciudades importantes de los 31 estados. Sus partidos les organizan el “acarreo con pago a la gente” en cientos de autobuses y camiones y los que les hacen a cada candidato el texto de cada discurso que leerán, son los asesores de cada partido.  López Obrador, durante 18 años, ha realizado cada semana 16 mítines en cada estado; pueblo tras pueblo de los 2 mil 500 registrados. Además, al concluir los municipios de cada el país, reinicia la gira habiendo completado más de cinco giras en la nación.

5. En conclusión: López Obrador ha realizado unas 12 mil visitas contra 110 de cualquier candidato. Sin embargo, por consigna, ha sido defraudado en 2006 por el panismo de Calderón y en 2012 por el priísta Peña Nieto. ¿Cómo se mide que esta estrategia de trabajo de AMLO sea realmente efectiva, y cómo saber si existe una más efectiva? Pareciera que López Obrador le da poca importancia a la organización y concientización de los seguidores de Morena.  Por lo que he visto la gente asiste a sus mítines, escucha, pero no he visto que equipos de trabajo aprovechen estos actos para organizar, crear comités para dar continuidad a un trabajo político. Pienso que con las cinco o 10 visitas por municipio en 15 o 18 años, debería haber uno o varios comités por colonia en cada población. Sin embargo la línea parece ser otra.

6. Aunque no tenemos nada para presumir o sentirnos halagados por los resultados, en los años 60 y 70 en nuestro trabajo semi clandestino,  pusimos en primer lugar el logro de contactos, la organización  y la conciencia de clase. Jamás entramos a procesos electorales porque nuestra línea política era el trabajo entre los estudiantes en las universidades, entre obreros de fábrica o entre campesinos de poblaciones rurales. Nos bastaba un contacto político para luego crear una célula, distribuir volantes y periódicos para de manera centralista crear organización y movimientos. Así surgieron cientos de pequeñas organizaciones radicalizadas anticapitalistas, así como contra el PRI y el PAN.  El PRI tuvo el gobierno durante 71 años hasta que en el año 2000 pasó por 12 años a manos del PAN que gobernó igual o peor que el PRI, pues eran hermanos.

7. Poseo la convicción que los seis próximos meses serán de lo más importante; interesa ver las múltiples formas de  intervención de Trump y los yanquis usando la presión de expulsión de migrantes, la construcción del muro y el echar abajo el TLC. ¿Sabías que hay decenas de miles de agentes yanquis de la CIA, el DEA, el FBI, sobre todo que ahora se busca aturdir y confundir  con la llamada intervención rusa? ¿Estás enterado que las amenazas de los EEUU contra Venezuela, Irak, Corea del Norte se unen al bloqueo político contra Lula, Cristina Kirchner, Correa y todos aquellos gobiernos progresistas de América Latina? Por ello también se tiene la esperanza en que un gobierno de López Obrador ayude a recuperar la fuerza progresista de América Latina. Por ello hay que reflexionar acerca de la política nacional para cerrar el paso a la derecha. (7/II/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: