martes, 9 de enero de 2018

22:14:00
SAN PEDRO SULA / GUATEMALA, 9 de enero de 2018.- Un fuerte temblor se registró la noche de este martes en gran parte del territorio hondureño y en varios países se ha activado la alerta de tsunami.

El movimiento telúrico de 7.8 grados en la escala de Richter se registró a eso de las 8:50 de la noche. Su epicentro fue en el oceáno Atlántico, a 36 kilómetros al suroeste de las Islas del Cisne.

Hasta el momento, las autoridades no reportan daños ni pérdidas que haya dejado el temblor.

Otros países de Centroamérica como Guatemala y Costa Rica reportan que su registro fue de 4.7 de magnitud y 3 kilómetros de profundidad.

El temblor también fue sensible en el área central de Petén, San Benito y Santa Elena.

Foto USGS.

Referente a Guatemala, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) dio a conocer que el epicentro del sismo se ubicó a 606 kilómetros al noroeste de Izabal.

Sus delegados hacen monitoreos en departamentos del norte donde fue sensible, pero hasta el momento no se reportan daños.

"No se ha emitido alguna alerta de tsunami para el país", afirmó la Conred.

En México, el temblor fue percibido en Quintana Roo y sus alrededores, según informó el Servicio Sismológico Nacional.

El temblor, que tuvo 10 kilómetros de profundidad, se produjo en el mar, entre la isla de Cuba y las costas de Honduras y Belice, según muestran los mapas del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Según detalló el centro, el epicentro se situó a 201,9 kilómetros de la localidad hondureña de Barra Patuca, de 2.758 habitantes, y a 245,2 kilómetros del municipio de Puerto Lempira (Honduras), que reúne a 4.856 personas, así como a 303,1 kilómetros de George Town, en las Islas Caimán.

Aparentemente el epicentro del terremoto está alejado de centros urbanos, pero por el momento no se conoce cuál ha podido ser su alcance.

Justo después del temblor, el Servicio Meteorológico de EE.UU. emitió una alerta ante la posibilidad de tsunami para Cuba, Honduras, México, las Islas Caimán, Jamaica, Belice y también las Islas Vírgenes y Puerto Rico, territorios estadounidenses recientemente devastados por los huracanes Irma y María.

Las olas podrían llegar a alcanzar una altura de entre 0,3 y un metro de altitud sobre el nivel del mar. (La Prensa / Prensa Libre)

0 comentarios: