domingo, 14 de enero de 2018

17:57:00
RAMALA, 14 de enero de 2018.- El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, dijo este domingo que la oferta de paz israelo-palestina del presidente estadounidense Donald Trump es la "bofetada del siglo" y rechazó con firmeza toda mediación de Washington en el proceso de paz.

"Decimos 'no' a Trump, 'no aceptaremos su proyecto'. El acuerdo del siglo es la bofetada del siglo y por lo tanto no lo aceptaremos", afirmó Abas dando el tono a una importante reunión del Comité Central de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) que comenzó el domingo.

En la reunión de dos días en Ramala los líderes palestinos deben decidir cómo enfrentar el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel que hizo Trump el 6 de diciembre.

La suspensión del histórico reconocimiento de Israel, vigente desde 1988, es una de las opciones propuestas al debate del Consejo Central, uno de los órganos de la OLP, entidad reconocida internacionalmente como representante de los palestinos de los territorios y de la diáspora, indicaron delegados.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

Luego de rechazar toda mediación estadounidense, sostén histórico al proceso de paz, Abas aseguró que Israel "puso fin" a los acuerdos de Oslo firmados en 1993 sobre la autonomía palestina, la base de las negociaciones de paz.

"Estoy diciendo que ya no hay Oslo", repitió agregando que debían tomar decisiones para el futuro en esta reunión de dos días.

El 13 de septiembre de 1993, al cabo de seis meses de negociaciones secretas en Oslo, Israel y la OLP se reconocieron mutuamente y firmaron en Washington ante el presidente estadounidense Bill Clinton una "Declaración de principios" sobre una autonomía palestina transitoria de cinco años.

Sea cual fuere la conclusión de los más de 120 miembros del Consejo Central, la decisión la deberá tomar Abas.

La respuesta palestina, si la hay, permitirá medir el nivel de enfado que provocó la decisión del 6 de diciembre de la Casa Blanca de reconocer a Jerusalén como capital.

Esta ruptura unilateral a décadas de diplomacia estadounidense e internacional, interpretada como la negación de las reivindicaciones palestinas sobre Jerusalén Este anexada y ocupada por Israel, provocó protestas que dejaron 16 palestinos muertos.

La dirección palestina congeló todos sus contactos con la administración Trump. Ningún dirigente palestino debería reunirse con el vicepresidente Mike Pence, que debe viajar a Jerusalén el 22 y 23 de enero luego de posponer su viaje previsto a mediados de diciembre.

Tras el anuncio de Trump a principios de diciembre, Mahmud Abas, de 82 años y al frente de la Autoridad Palestina desde 2005, había afirmado que no aceptaría "ningún plan" de paz propuesto por Washington. "Estados Unidos se descalificó", había proclamado.

Para la dirigencia palestina, el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel es la expresión de más de una posición claramente proisraelí, manifiesta por la falta de compromiso a favor de la creación de un Estado Palestino, la discreción observada ante la colonización israelí que continúa en los territorios palestinos ocupados o la amenaza de Estados Unidos de cerrar la oficina de la OLP en Washington.

El presidente de la Autoridad Palestina no mencionó el domingo por la noche el reconocimiento de Israel pero denunció "la colonización que continúa" a la que considera como un obstáculo para una solución con dos Estados, la opción que preveían los acuerdos de Oslo para solucionar el conflicto. (AFP)

0 comentarios: