martes, 23 de enero de 2018

10:11:00
LIMA, Perú, 23 de enero de 2018.- El Congreso de Perú anunció ayer que el 15 de enero promulgó una polémica ley que permite la construcción de carreteras en la Amazonía, tras la vista del papa Francisco, que hizo una cerrada defensa de los pueblos originarios y pidió proteger el pulmón verde del planeta.

La ley, publicada esl lunes en el diario oficial, "declara de prioridad e interés nacional la construcción de carreteras en zonas de frontera y el mantenimiento de trochas carrozables en el departamento de Ucayali", limítrofe con Brasil.

La norma señala también que la construcción de vías se debe realizar "bajo el irrestricto respeto a las áreas naturales protegidas y los pueblos indígenas que lo habitan".

Miembros de una "tribu perdida". (Ricardo Stuckert / The Independent)

La iniciativa del congresista fujimorista Glider Ushñahua, fue respaldada por su partido Fuerza Popular, de amplia mayoría en el Congreso y que lidera Keiko Fujimori.

El Ministerio de Cultura, que tiene entre sus obligaciones proteger a los pueblos indígenas, rechazó el proyecto durante el debate al considerar que vulneraba a los pueblos originarios, señalo a la AFP una fuente de ese organismo.

La Amazonía cerca de la frontera Brasil-Perú vista desde un helicóptero. (Ricardo Stuckert / The Independent)

Pero la norma, que fue aprobada por el Congreso el 15 de diciembre, no fue observada ni vetada por el Ejecutivo, por lo que pasado el plazo estipulado y de acuerdo con la Constitución, el Congreso la promulgó.

El presidente de la Comisión de Pueblos, que preside el congresista Marco Arana, rechazó la reciente promulgación de la ley "porque atenta contra el derecho de los Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial (PIACI), quienes subsisten en condiciones de extrema vulnerabilidad".

Señaló que una parte importante de los indígenas en aislamiento voluntario se ubican entre la región amazónica de Ucayali y Brasil.

El papa Francisco, que visitó Perú entre el 18 y el 21 de enero, se trasladó a la ciudad amazónica de Puerto Maldonado, región de Madre de Dios, y en su mensaje instó al gobierno a defender el pulmón verde del planeta.

"Probablemente los pueblos amazónicos originarios nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora", dijo el pontífice, que lamentó "las hondas heridas que llevan consigo la Amazonía y sus pueblos". (AFP)

0 comentarios: