domingo, 14 de enero de 2018

19:20:00
SALTILLO, Coahuila, 14 de enero de 2018.- De ganar la elección presidencial, el precandidato del partido Movimiento Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que desde el primer día de su gobierno anularía la reforma educativa pues sólo se hizo “para humillar al magisterio” y aseguró que la violencia y la inseguridad pública no se combatirían con la fuerza, pues “si aplicamos el diente por diente y ojo por ojo, nos vamos a quedar chimuelos y tuertos; la paz y la tranquilidad son fruto de la justicia”, sostuvo durante un encuentro con sus seguidores en la plaza del Congreso del Estado.

Hizo un recuento de las consecuencias de las reformas estructurales para los mexicanos, pero se detuvo en la educativa, la cual vetaría desde el primero de diciembre.

“Aprovecho para decir a los maestros, padres de familia y a todo el pueblo, al triunfo del movimiento, llegando el nuevo gobierno, desde el día primero de diciembre de este año se va a cancelar la mal llamada reforma educativa. Hicieron creer que el problema de la educación era por los maestros, les echaron la culpa de todo. La mal llamada reforma educativa, que iba a mejorar la calidad de la enseñanza, la utilizaron para humillar al magisterio, algo que nunca se había hecho en la historia del país, porque se respetaba a nuestras maestras y maestros, eso se va a ir también al carajo, no vamos a seguir con las llamadas reformas estructurales”, anunció.

Obrador en el Auditorio Nacional. (Foto: Miguel Dimayuga / Proceso)

Prometió becas de 2 mil 400 pesos para alumnos de preparatoria y carreras de educación superior, y el pago de tutorías por 3 mil 600 pesos mensuales para los jóvenes que no estudian, ni trabajan, a los que “de manera despectiva llaman ninis, pero no es culpa de ellos porque no tienen oportunidad”.

Todos, ofreció, “van a tener trabajo, se les va a contratar, se va a ir casa por casa apuntando, inscribiendo, incorporando a los jóvenes al estudio y al trabajo; se va a contratar a los jóvenes para que sean aprendices, se van a estar capacitando para el trabajo y se les va a pagar un sueldo inicial de 3 mil 600 pesos. Vamos a crear una red de tutores con los dueños de los talleres, empresas, comercios, les vamos a pedir que ayuden, no que aporten dinero porque va a ser presupuesto público para financiar este programa, sino para que actúen como tutores y puedan contratar a jóvenes como aprendices. El gobierno va a pagar la nómina”.

Hizo cuentas y el dinero para el programa de becas costaría 110 mil millones de pesos, que saldrían de las medidas de austeridad y combate a la corrupción, que generarían ahorros por 500 mil millones. “Nos va a alcanzar y a sobrar”, aseguró.

No hay nexos con Rusia

López Obrador descartó la posibilidad de que su campaña tenga vínculos con Rusia y cualquier otro gobierno extranjero y atribuyó los señalamientos al intento por disminuir su respaldo popular, el cual, calculó, le da ventaja de diez millones de votos a cinco meses y medio de la elección.

¿Qué dice sobre los nexos con Rusia? -se le preguntó.

“No hay nada, ni de Venezuela, ni de Donald Trump, ni de Corea del Norte, nada, están muy desesperados, insultan mucho”, anotó.

Pidió al gobierno mexicano revisar el contrato del PRI con el publicista Juan José Rendón Delgado, quien llegó “para la guerra sucia” y no pareció preocupado por la denuncia del PRI en la Unidad de Fiscalización del INE por presuntamente omitir gastos de precampaña.

“El INE está al pendiente, en todos estos actos están los del INE, saben muy bien dónde duermo, como, a dónde voy, a quién saludo, en dónde son los actos, saben todo, completamente y cuando hablan de denuncia es alharaca, ruido, nerviosismo, pero la verdad no creo que les ayude en nada eso, tendrán que hacer otras cosas, un día de estos les voy a dar unos consejos para que vaya levantando Meade, pero creo que no va a levantar, tienen que buscarle por otro lado. No van a poder porque es mucha la gente, la ventaja que tenemos es como de diez millones de votos de ventaja, es bastante”, expuso. (Leopoldo Ramos / La Jornada)

0 comentarios: