sábado, 20 de enero de 2018

17:56:00
CIUDAD DE MÉXICO, 20 de enero de 2018.- El Papa Francisco recorrió el sábado las calles de Buenos Aires, pero no de su natal Argentina, sino de un barrio pobre en el norte de Perú que fue duramente golpeado el año pasado con las intensas lluvias del fenómeno climático de El Niño.

Desde su papamóvil, el pontífice saludó alzando sus brazos mientras los pobladores, con globos y banderas de color blanco y amarillo, algunos desde los techos de sus casas, gritaban vivas y otros corrían detrás del vehículo por las calles del lugar.

En Buenos Aires, ubicado al filo de la costa a las afueras de la ciudad de Trujillo, y donde viven 30,000 personas, aún se pueden ver los estragos que dejó la fuerza de la naturaleza, con algunas calles sin asfaltar y viviendas a medio construir.

Francisco, el primer religioso latinoamericano que lidera la Iglesia Católica y cuyo nombre secular es Jorge Bergoglio, no ha vuelto a Argentina desde que fue designado como Sumo Pontífice en 2013.

Su primera visita pastoral fue a Brasil poco después de ser ungido. Desde entonces, ha viajado a Bolivia, Ecuador, Paraguay, México, Cuba, Colombia y Chile del 15 al 18 de enero, y ahora visita Perú.
El Papa Francisco recorre el barrio de Buenos Aires. (Foto: Ralph Zapata / El Comercio)
Los vecinos padecieron los siete huaicos en Trujillo durante El Niño. (Foto: Ralph Zapata / El Comercio)
Carteles alusivos a la visita del papa Francisco. (Foto: Ralph Zapata / El Comercio)

Damnificados esperando al Sumo Pontífice. (Foto: Ralph Zapata / El Comercio)

Cuando se anunció el año pasado su visita a Chile y Perú, fieles argentinos esperaban que visitara su país, pero sólo incluyó a los dos primeros en su gira.

Otros líderes de la Iglesia Católica sí visitaron sus países natales, como Juan Pablo II, que frecuentaba Polonia, y Benedicto XVI, que inició su papado con una gira a Alemania.
El Papa Francisco lució con agrado un chullo que lefue entregado por un niño del distrito de Buenos Aires. (Twitter @Gianluca_Teseo / Televisa)

El recorrido en Buenos Aires fue breve. Antes, el Sumo Pontífice había realizado una misa en la playa de Huanchaco, donde asistieron miles de personas.

Los pobladores de Buenos Aires, barrio fundado hace 75 años, esperan que la visita sensibilice a las autoridades para acelerar las obras de reconstrucción de la zona.

Saluda a ancianita ciega

Durante  su trayecto al Colegio Seminario San Carlos y San Marcelo, en Trujillo, el papa Francisco rompió el protocolo y se bajó de su papamóvil para saludar a una anciana invidente que cumplía 99 años.
"Me llamo Trinidad, cumplo 99 años, no veo, quiero tocar tu manito", se leía en el cartel que conmovió al papa Francisco, por lo que decidió bajarse de su vehículo inesperadamente para acercarse a la anciana y cumplir su deseo. (El Popular)

No fue la primera vez que el Papa se salta el protocolo de seguridad en su visita al país, en reiteradas ocasiones se detuvo entre la multitud para bendecir a niños con problemas de salud. Asimismo en Chile también se bajó del papamóvil para ayudar a una carabinera que se cayó de su caballo.(El Popular)

El Santo Padre tuvo este gesto  al divisar un cartel que decía: “Me llamo Trinidad, cumplo 99 años. No veo. Quiero tocar tu manito”, el cual sostenía un hombre a las afueras del referido colegio.

El hecho despertó la ovación de los fieles. El portavoz del Vaticano, Greg Burke, explicó que Francisco vio a la anciana mandó parar el vehículo para bendecirla en el día de su cumpleaños.

Cabe señalar que durante su visita a Perú, el papa Francisco ha roto en varias oportunidades el protocolo y ha hecho que su papamóvil se detenga cuando los fieles le pedían una bendición o un saludo. (Reuters / La República)

0 comentarios: