domingo, 21 de enero de 2018

22:52:00
TORONTO, Canadá, 21 de enero.- Durante años, el acuario de Vancouver se libró de la presión de los activistas de los derechos de los animales, el gobierno local y los residentes, argumentando  que las ballenas y los delfines eran fundamentales para su misión. Pero esta semana la atracción turística cedió a la presión pública y anunció que pondría fin a la práctica de mantener a los cetáceos en cautiverio.

"Se había convertido en un tema candente a nivel local, hasta el punto de opacar todo lo demás", dijo John Nightingale, presidente del acuario.

"Por mucho que comprendamos el tremendo valor que un animal como una ballena beluga trajo a nuestra misión ... la controversia pública había llegado al punto en que solo nos impedía avanzar en tantas otras partes de nuestra misión".

(Foto The Guardian)

La decisión sigue a años de campaña en la ciudad del oeste de Canadá. En mayo, después de que dos ballenas beluga murieron a pocas semanas de diferencia, las autoridades municipales votaron para prohibir que el acuario incorpore nuevos cetáceos.

El acuario se defendió citando planes para una exhibición ártica con belugas y oportunidades educativas y de concientización ofrecidas por los cetáceos cautivos.

Pero la opinión pública siguió cambiando, en parte galvanizada por la muerte de cinco cetáceos en un lapso de 15 meses. Junto con las dos ballenas beluga que murieron debido a una toxina desconocida, la instalación perdió una orca falsa por una infección bacteriana y dos marsopas, una por enfermedad pulmonar y otra por causa desconocida.

Actualmente, la instalación alberga solo un cetáceo: Helen, hembra de delfín blanco del Pacífico con aletas parciales. Se cree que tiene más de 30 años y ya pasó más de una década en el acuario después de que la encontraron atrapada en una red de pesca en Japón.

El acuario dijo que sopesaría sus opciones para el delfín solitario en los próximos meses, aunque ninguna de las soluciones consideradas son perfectas, dijo Nightingale. La instalación podría traer un animal de compañía para quedarse con ella mientras viva, lo que violaría el anuncio de esta semana, o podría poner en riesgo su salud al enviarla a otra instalación. (Ashifa Kassam / The Guardian)

0 comentarios: