miércoles, 6 de diciembre de 2017

13:00:00
ESTADOS UNIDOS, 6 de diciembre.- El presidente Donald Trump anunció este miércoles el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel y el traslado de la embajada de EEUU de Tel Aviv a esa ciudad, lo que podría desatar nuevas tensiones en la región, tal como han previsto numerosos líderes mundiales debido a que se trata del primer país que toma una resolución de ese tipo sobre una ciudad cuyo estatus ha estado dependiendo de un acuerdo de paz definitivo entre palestinos e israelíes.


"Israel es una nación soberana (...) con el derecho de determinar su propia capital", dijo Trump al hacer el anuncio desde la Casa Blanca. "Es la casa del Parlamento de Israel", agregó al justificar que siendo además la sede de la residencia del primer ministro, Benjamin Netanyahu, es el momento de que EEUU dé este reconocimiento.

Tras las palabras del presidente, Netanyahu indicó que este reconocimiento marca "un día histórico", que supone además "un paso importante hacia la paz".

Pese al impacto negativo que esto podría tener en el papel mediador de EEUU entre palestinos e israelíes, Trump indicó que seguirá trabajando con ambas naciones en la búsqueda de la paz y de la existencia definitiva de dos estados que convivan uno a lado del otro.

Líderes del mundo árabe, y hasta el papa Francisco, han expresado su preocupación por la decisión debido a que además puede alterar el proceso de paz en el Medio Oriente y suponer una amenaza a la seguridad y estabilidad en la región.

Trump había prometido trasladar la embajada a Jerusalén durante su campaña electoral, una medida que apelaba al voto de evangélicos y judíos. Según funcionarios de la Casa Blanca el traslado podría tomar meses e incluso años. La sede diplomática seguirá en Tel Aviv por los próximos seis meses. En todo caso, Trump dijo que ordenó al Departamento de Estado a comenzar el proceso de contratación de arquitectos y constructores para construir la embajada que será, según dijo, "un magnífico tributo a la paz".

Las implicaciones de la decisión de Trump son, para muchos observadores, arriesgadas debido al malestar que esto generará entre sus socios árabes e incluso europeos, dando un golpe adicional al estancado escenario de negociaciones de paz entre palestinos e israelíes.

También se teme por el reinicio de la violencia en la región y la posibilidad de que se reavive el malestar contra el papel de la diplomacia estadounidense en la búsqueda de una solución definitiva al conflicto territorial palestino-israelí.

Tras el anuncio, el presidente francés, Emmmanuel Macron, señaló que su país "no aprueba" la decisión tomada por Trump y que calificó como "lamentable", informó la radio France Info.

"Contraviene el derecho internacional y las resoluciones de la ONU", subrayó Macron, quien añadió que "el estatuto de Jerusalén deberá ser determinado por los israelitas y los palestinos en el marco de las negociaciones dirigidas por las Naciones Unidas".

En un comunicado escrito, el rey Abdulá II de Jordania indicó el martes que "la adopción de esta resolución tendrá serias implicaciones para la seguridad y estabilidad en el Medio Oriente, minará los esfuerzos del gobierno estadounidense para reactivar el proceso de paz y encenderá los sentimientos de musulmanes y cristianos".

La opinión del gobierno jordano es clave por su papel administrador de los lugares sagrados musulmanes en Jerusalén Oriental, especialmente la mezquita en el Domo de la Roca.

Los palestinos han insistido durante décadas que cualquier solución definitiva desde el punto de vista territorial con los israelíes pasa por la declaración de Jerusalén Oriental como su capital.

Justamente Jerusalén Oriental fue ocupada por fuerzas israelíes durante la guerra árabe-israelí en 1967. El estatus permanente de la ciudad como un todo fue pospuesta tras los Acuerdos de Oslo, a pesar de que el gobierno israelí extendió las fronteras municipales de la ciudad hacia zonas predominantemente árabes, con la consiguiente expulsión progresiva de muchos de sus habitantes, mayoritariamente de origen palestino. (Univisión)

0 comentarios: