miércoles, 29 de noviembre de 2017

21:43:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de noviembre.- En un acto de responsabilidad y valentía, el Ayuntamiento de Mérida aprobó la posibilidad de solicitar un crédito de 330 millones de pesos, con el fin de hacer frente al pago impuesto por los Tribunales y cerrar así el capítulo de las Luminarias Chinas que firmara la administración de la Arquitecta Angélica Araujo en perjuicio de la ciudad y que brincara a la administración del Lic. Renán Barrera en donde se tuvo que tomar la decisión valiente de rescindir el contrato para evitar que sigan corriendo los plazos por un mal e ineficiente servicio de alumbrado público y devolverle así la luz a la ciudad.


Así lo señaló el regidor panista José Luis "Primo" Martínez Semerena, quien también indicó que hoy estamos pagando las consecuencias de una mala administración municipal, que después de haber sido reconocida Mérida como la mejor ciudad iluminada de México, en tan sólo dos años (Administración 2010-2012) perdimos toda certificación y garantía de atención de reportes en nuestro sistema de alumbrado público, el cual no rebasaba las 72 horas.

El edil cuestionó quién en su sano juicio y como autoridad firma un contrato con todas las desventajas para el Municipio al que juró defender y permite que una empresa tome el control de uno de los servicios básicos y obligatorios, por mandato constitucional, que debe proveer la administración municipal.

¿Qué gobernante decide firmar por sí sola 16 modificaciones al contrato de origen sin someterlo a aprobación de la máxima autoridad municipal, que es el Cabildo de la ciudad y en donde están representados los distintos partidos políticos que representan a los miles de ciudadanos que los eligieron, continuó Martínez Semerena.

Pero más aún ¿quién que posea el mínimo conocimiento de administración pública, se atreve a a firmar un contrato con una Tasa de Interés interbancaria de Equilibro (TIIE) con un factor exponencial de TIEE X 3 cuando en la institución bancaria más cara, hoy la tasa es TIIE+7%? Es por eso que si hoy nos preguntamos por qué cada mes que pasa, el Ayuntamiento acumula una deuda sólo en intereses de 6 mdp cuando ésta debería ser de no más de 2 mdp, remarcó el regidor.

Pues sí, acertó usted bien, -continuó el edil- la responsable de que hoy el Cabildo de Mérida tenga que poner fin a través de un préstamo de 330 mdp a este tema que oscureció a nuestra ciudad es la Arquitecta Angélica Araujo Lara, títere de la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, y que aunque ella diga que "nunca supo qué pasaba, pues eran otros los que operaban las cosas", al final la responsable que juró al momento de rendir protesta que "Si no así lo hiciere, sea el pueblo el que se lo demande..." pues es hoy el pueblo el que NO debe olvidar, para NO repetir eso gobiernos que llegan a destruir en lugar de construir.

¿Usted qué opina?, concluyó "Primo" Martínez.

0 comentarios: