martes, 28 de noviembre de 2017

15:09:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de noviembre.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), evitaron que una empleada doméstica depositara la cantidad de 28 mil pesos, luego de recibir una  llamada de extorsión en la que le hicieron creer que si no entregaba el dinero le harían daño a un familiar de la casa donde trabaja.


El hecho ocurrió en un domicilio de la colonia San Ramón Norte. Mientras la mujer se encontraba en sus labores  recibió una llamada del número 3323361447 y escuchó una voz que simuló la de su patrón, que le pedía reunir dinero para que él fuera liberado, porque lo tenían secuestrado.

Con ayuda de otro empleado de la residencia, la mujer forzó una caja fuerte, agarró el dinero y salió corriendo al banco más cercano.

Mientras tanto, el patrón supuestamente plagiado llegaba a su domicilio y fue alertado por el mozo de lo que estaba sucediendo. De inmediato solicitó ayuda al número de emergencias 9-1-1, gracias a lo cual  la Unidad de Monitoreo e Inteligencia Policial (Umipol), alertó a las unidades con las características de la mujer, quien fue localizada oportunamente por la Policía Estatal en una sucursal bancaria.

Un elemento de la SSP, explicó a la mujer que se trataba de un engaño, que su empleador estaba bien y que no hiciera caso a las instrucciones que en ese momento recibía del extorsionador, que ya le había proporcionado hacer el depósito a la cuenta 4152313315718 a nombre de C.A.M.S.

Los 28 mil pesos fueron recuperados; la empleada fue trasladada de regreso a la casa donde labora.

La Secretaría de Seguridad Pública reitera el llamado a la ciudadanía para que evite ser víctima de engaños telefónicos y extorsión. Que ante una llamada que amenace la integridad física o el patrimonio de la gente, cuelguen el teléfono y se comuniquen de inmediato al 9-1-1 para que las autoridades intervengan en su apoyo. (Boletín)

0 comentarios: