domingo, 26 de noviembre de 2017

12:41:00
Pedro Echeverría V.

1. Desde hace décadas he apoyado las luchas de los vascos, catalanes, gallegos, por su autonomía de España. Muchas veces pienso en la independencia que logró México y la mayoría de naciones de América, en 1810-21 de ese mismo país, que posee algunas similitudes. Sé que España o cualquier nación se debilitan en el contexto mundial, pero también que los pueblos buscan independizarse cuando han estado muy claros que los tratan muy mal sus gobiernos nacionales y se hacen conscientes  que siendo autónomos les podría ir menos mal. O sea, la autonomía no es una ocurrencia de unos cuantos meses, sino que estas batallas tienen historias de muchas décadas, incluso de siglos.

2. Más que autonomías e independencias pienso en que el mundo debe ser “un solo país sin fronteras y nacionalismos, de ayuda mutua y buscando siempre la igualdad”. Pero cuando independizarse es un grito del pueblo y de manera objetiva se ve y se siente que los gobiernos centrales son autoritarios, despóticos y corruptos, apoyar las luchas autonómicas es una obligación de la gente de los pueblos más pensantes, Por ello mi enorme admiración a los vascos, en particular a las grandes batallas del ETA, así como lo que fue el Harry Batasuna. ¿Serán tan atrasados, mediatizados, nacionalistas, los españoles, que se niegan a entender el significado de estas luchas por ser libres e independientes?

3. He seguido al partido Podemos desde que nació hace unos años; pero más a “Izquierda Unida” y a su líder más notable, Julio Ánguita. Podemos vive una encrucijada frente a la lucha de los catalanes por su independencia y parece que la discusión interna en ese partido es muy fuerte. La pregunta: ¿Qué hacer si los tres partidos de España (PP.PSOE, Ciudadanos) están contra la independencia de Cataluña y la mayoría del pueblo español que vota amenaza al partido Podemos de no votar por él si apoya la independencia? El discurso del chantaje del gobierno derechista del PP de España se ha agigantado obligando a alrededor de 100 empresas a salirse de Catalunya y amenazando de invasión al pueblo por desobedecer las órdenes de la derecha y el fascismo.

4. Quizá sólo sean los anarquistas quienes han estado totalmente decididos a luchar por las independencias. Me recuerda las grandes batallas durante la II República española de la década de los años 30 que concluyó con una guerra civil de tres años (1936-39) en el que el pueblo español fue masacrado por el ejército fascista de Francisco Franco con el apoyo de Hitler y Mussolini. ¿Se atreverá el gobierno español, sus partidos y la monarquía del tal Felipe a seguir encarcelando a los dirigentes y reprimir con brutalidad a los catalanes? Espero y deseo que haya o se organice un comando guerrillero en Catalunya que ayude a las masas a defenderse frente a un gobierno que habla de paz y hace la guerra; habla de libertad y asesina a los libertarios.

5. El problema del partido Podemos y demás partidos electoreros es que sólo preparan a la gente a votar y nunca a defenderse. ¿Para qué conquistar mediante el voto el gobierno sino se prepara a la gente a defenderlo? O ¿Creen ilusamente los pacifistas que los poderosos empresarios y los políticos de alto rango se van a retirar así nomás, pacíficamente, del poder y los negocios que llevan años amarrados? Sólo tiene plena validez un triunfo electoral si se tiene preparado a toda la gente a defenderse. En España, país europeo que se supone con alto nivel de conciencia, se niega a reconocer los derechos de Catalunya porque sus intereses egoístas, individualistas y burgueses, lo llevan a defender a España a pesar de que sus gobiernos los exploten y opriman. (26/XI/17)

0 comentarios: