viernes, 6 de octubre de 2017

17:10:00
Pedro Echeverría V.

1. Se propagó ampliamente que este viernes el expresidente Felipe Calderón resolvería si su esposa Margarita Zavala renuncia al PAN para luego postularse como candidata presidencial independiente. A Zavala se le conoce como ama de casa, como incondicional de su marido y por guardar silencio como “primera dama” por miedo a declarar e interferir en cosas de su marido. Fue muy notable su comportamiento porque su antecesora, la esposa del entonces presidente Vicente Fox, le entraba a todo lo que tuviera que ver con el gobierno, al manejo financiero y el bienestar de sus hijos y familia.

2. Fox –el presidente panista- gobernó el país terriblemente mal, a tal grado que tuvo que entrar el PRI a cogobernar. Fue un hablantín, un desesperado por acumular riquezas y si no era, parecía un tonto. Por eso hoy se repite: si ya nos gobernó seis años un tonto como Fox, pues ya cualquiera –por más idiota que sea- puede fácilmente gobernar los seis años. ¿Acaso no todos los presidentes gobiernan con cientos de asesores y mediante arreglos? Los presidentes sólo deben tener clara su ideología, hacia dónde van a caminar y todo les sale muy bien. ¡Pregúntenle a Fox!

3. Mucha gente pensó que el gobierno de Fox del PAN –que interrumpió 70 años de gobierno del PRI- sería un “gobierno de transición” hacia una real democracia; el sexenio fue peor, mucho más malo, que los del PRI. En el siguiente sexenio (2006/12) subió otro panista: Felipe Calderón que –desesperado ante la amenaza Lópezobradorista- se entregó al ejército al encargarle que acabe con el “narcotráfico”. Esta estrategia de confrontación armada llevó al asesinato de 120 mil mexicanos durante el sexenio de Calderón, más otros miles de desaparecidos.

4. Margarita “sabe de política lo que yo de astronauta… nada”, me comentan por la calle. ¿Pero qué político de los más altos cargos, sabe de Maquiavelo, Hobbes o Locke, si la política no es historia, no es repetición memorística, sino una acción muy práctica en la que cada quien debe valerse del dinero y las simpatías que tiene? ¿No cuenta acaso la enorme experiencia de expresidente y el gran número de contactos con grandes banqueros, industriales y comerciantes? Calderón sabe perfectamente que los votantes son inducidos por equipos bien financiados.

5. Pero, ¿Qué posibilidades de ganar tiene un candidato presidencial independiente? La realidad es que desde que se penetra al círculo de candidatos de partido o sin partido se coloca el político en el aparador para decenas de cargos posteriores. Es decir, aunque no se llegue a la candidatura, la precandidatura ya es importante para lograr una gubernatura, una senaduría o una diputación, por lo menos. En estos días se han enlistado decenas de precandidatos en todos los partidos y, como se podrá probar después, un porcentaje muy alto de ellos, logrará un cargo.

6. En octubre deben resolverse todas las candidaturas importantes. De acuerdo a ello comienza a prepararse el financiamiento y la compra de votos. Aunque se ha hablado de miles de millones de pesos necesarios para ayudar a los que perdieron sus bienes por causa del fuerte sismo, los partidos tendrán que dilapidar otros miles de millones en sus campañas y compra de votos. Ha estado tan mal la economía de México que no están lejos importantes estallidos sociales que tendrán qué ver con la migración, el desempleo y el hambre. ¿Serán las elecciones las que desvíen el descontento? (6/X/17)

0 comentarios: