sábado, 28 de octubre de 2017

17:34:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de octubre.- El diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín afirmó que nuestras tradiciones como el Hanal Pixán no sólo son un valioso patrimonio cultural intangible, sino también representan beneficios económicos al atraer al turismo a Yucatán, que preserva su cultura viva y su ancestral esencia.


"Nuestras tradiciones y nuestra gastronomía son un poderoso atractivo para el turismo nacional e internacional y estamos obligados a conservar esta valiosa herencia cultural, única en el mundo", expresó el legislador yucateco.

Invitado por el gobierno del Estado, el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados realizó un recorrido por la muestra estatal de altares de Hanal Pixán, en la Plaza Grande de Mérida, en la que participaron 69 municipios y 31 dependencias, en un evento que atrajo a miles de personas.

Ramírez Marín acompañó en parte del recorrido a la presidenta del DIF Yucatán, Sarita Blancarte Canto de Zapata; al secretario de Gobierno, Roberto Rodríguez Asaf; al secretario de Cultura, Roger Metri Duarte; a la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Celia Rivas Rodríguez, y al director de la Administración de la Beneficiencia Pública, Miguel Ángel Cabrera Palma, entre otros funcionarios que formaron parte de la comitiva.

A su paso, el legislador saludó de mano a buen número de alcaldes como Carlos Moreno Magaña, de Kanasín; José Antonio Sánchez Angulo, de Chasinkín; Jorge Trejo Mena; Panabá, Marcelino Canul Várguez, Espita; Daniel Puc Nah, Teabo; Andrés Santana Fraga, Sotuta; Joel Achach Díaz, de Tecoh; Eduardo Díaz Santos, de Dzoncahuich, y Cansahcab, Víctor Poot Ayala, entre muchos otros que lo invitaron a sus muestras de altares.

"Una tradición ancestral como lo es el Hanal Pixán es el tipo de cosas que tenemos de sobra los yucatecos para promover y presumir", expresó el diputado al abundar sobre el valor cultural que atrae al turismo.

Ramírez Marín destacó, asimismo, el valor de nuestras tradiciones como elemento de identidad cultural y vínculo de unión familiar.

Entre saludos, abrazos y fotografías con cientos de visitantes, provenientes de buen número de muncipios y de la capital yucateca, el diputado indicó que las celebraciones de los difuntos nos recuerda nuestras raíces, quiénes somos, de dónde venimos, y refuerza el orgullo por nuestra tierra.

"Debemos valorar que esta fiesta de los difuntos es una ocasión para reunirnos con toda la familia y eso quizá es lo más importante, porque nos permite al mismo tiempo estrechar los lazos con nuestros parientes, amigos, vecinos y con la comunidad. Esta es una herencia que tenemos que seguir preservando", enfatizó el legislador yucateco.

La gente reconocía a su paso a Ramírez Marín y se acercaba a saludarlo, plantearle alguna inquietud o a tomarse la foto, a lo que accedía el legislador, quien lucía contento y animado. La orquesta infantil de Cansahcab lo invitó a escuchar "La llorona", a cuyos integrantes, entre ellos un pequeño de cinco años, felicitó efusivamente. Se tomó la foto del recuerdo con ellos.

En el recorrido le ofrecieron de todo, desde pibinales y atole nuevo hasta el tradicional xec, tamales y el emblemático mucbilpollo o pib, a los que les hizo los honores. El olor a incienso y los rezos con la serafina, completaban el ambiente en la Plaza. (Boletín)

0 comentarios: