lunes, 23 de octubre de 2017

16:32:00
Pedro Echeverría V.

1. “Si una democracia no cuenta con demócratas aparecen líderes como Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena y aspirante presidencial, “que todo lo ve negativo y dice que todo está mal”, aseguró el empresario Miguel Alemán Velasco, presidente del foro México Cumbre de Negocios. ¿Cómo creen que ve este señorito, hijito del expresidente Alemán (1946-52), propietario de una veintena de grandes empresas, socio de Televisa, que se casó con una “Mis Mundo” y fue gobernador de Veracruz? En México el 95 por ciento de la población, que vive en la pobreza y miseria ve muy mal todo, y un dos por ciento –con “alemancito” en la cabeza- que controla la riqueza nacional y vive en jauja, mira todo positivo.

2. Cada quien interpreta los hechos de acuerdo a sus intereses y su ideología; con razón el filósofo Nietzsche ha dicho que las verdades en sí no existen, sólo hay interpretaciones y una de éstas se impone con la fuerza del poder. Miguelito Alemán creció en medio de gigantescas riquezas que su padre acumuló en la Presidencia y con ella ha acumulado mucho más. ¿Estará ya López Obrador a la altura de Alemán  y los cientos de empresarios que intervienen en política apoyando al PRI y al PAN para que sigan gobernando con la misma línea empresarial que lleva más de 70 años de permanencia? Sigo convencido que las elecciones se ganan con dinero comprando conciencias, votos, voluntades entre los millones de electores pobres, miserables y desempleados.

3. Muchos mexicanos –sin pensar- para no ser acusados de derechistas o reaccionarios, de estar al servicio de la explotación capitalista, se colocan en posiciones de centro subrayando que son neutrales: que el gobierno, los empresarios, el PRI, el PAN, tienen cosas negativas pero también positivas: explotan, roban, atracan, reprimen, pero –lo positivo que debe reconocerse- es que todo lo hacen pensando en el pueblo. La realidad es que el capitalismo no es todo malo: aunque la inmensa mayoría de la población vive pobre y miserable, en cada gran ciudad –en las zonas residenciales- viven familias ricas en muy buenas condiciones. ¿En qué cabeza cabe pensar que todo el negativo cuando es evidente que hay cosas positivas? Por ello AMLO y otros radicales, no tienen razón.

4. No puede olvidarse que con la llegada de Miguel Alemán al poder presidencial en 1946, se inició el “civilismo posrevolucionario” dado que los gobernantes anteriores habían sido militares; Alemán fue el primero que no había participado en la lucha armada; personas civiles, profesionales encargados de realizar tareas acordes con su preparación académica y con su experiencia en las lides políticas.  “Alemán inició una moderna forma de autoritarismo, puesto en práctica por medio de varias líneas de acción: a) dependencia de capitales yanquis;  b) sometimiento de los gobernadores a la disciplina política presidencial; c) eliminación de la izquierda en los sindicatos; d) expulsión de los elementos comunistas del PRI y la CTM”.

5. El periodo del gobierno de Alemán es de posguerra y por ello, todos los sucesos están en estrecha relación con la línea ideológica marcada por EEUU. Por eso el gobierno de Alemán comenzaría a subordinar la industrialización en México al financiamiento exter no. Por lo tanto, debía actuar de forma congruente con la perspectiva de las potencias capitalistas. Como hijo súper privilegiado de presidente Alemán, desde muy joven comenzó a ser socio de grandes empresas. Al ser su padre uno de los fundadores de la más grande empresa televisiva del país, por herencia automática “Miguelito” heredó todos los derechos. Y al ser “mis mundo” su esposa Cristián Martel, de manera automática la convirtió en estrella de cine, TV y radio. ¿Puede quejarse del mundo?

6. Tampoco el pueblo se queja contra la dinastía Alemán o contra cualquier otro expresidente o ministro de algún gabinete. Los expresidentes han recibido –y reciben- muchos millones de pesos del presupuesto del Estado y es absolutamente injusto, pero el pueblo en lugar de quejarse exige que desaparezca esa compensación/jubilación a expresidentes porque no la necesita, todos ellos han salido multimillonarios del gobierno. Con lo que recibe cada expresidente por mes podrían vivir muy bien 100 familias en este país de enormes carencias; con los ingresos de la dinastía Alemán vivirían más de 10 mil seres humanos. La realidad es que todo el sistema económico, político, social capitalista es negativo; para encontrar algo positivo habría que cambiarlo todo. (23/X/17)

0 comentarios: