viernes, 27 de octubre de 2017

17:43:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de octubre.- La alegría infantil llegó a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) con ingeniosas caracterizaciones de vampiros, payasos, calabazas, momias, monstruos, brujas, calaveras, fantasmas, que "invadieron" con sus juegos y bailes el edificio central de la Corporación.


Es la fiesta de Halloween del Centro de Desarrollo Infantil (CENDI) de la SSP, que año con año se realiza, al igual que los festejos del tradicional Hanal Pixán, bajo los auspicios del Patronato Pro-Hijo del Policía, que preside la señora María Angélica Fernández de Saidén.

Y como cada año, a las niñas y niños, hijos de policías y empleados administrativos, ya los esperaban, animados, los elementos y empleados de las distintas áreas, que con mucha dedicación y creatividad decoraron el lugar para agasajar a los pequeños con juguetes, pastel y golosinas.

La señora Fernández de Saidén dfio la bienvenida a todos los participantes a nombre propio y de su esposo, Comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, Secretario de Seguridad Pública..  Agradeció que cada año esta convivencia con los niños  sea mejor, por el entusiasmo, esfuerzo y organización de las maestras y por la participación del personal operativo y administrativo.

Al ritmo de la música,  los pequeños  visitantes bailaron para el personal de la SSP y con precisión seguían los pasos de las maestras, lo que originó que fueran premiados con muchos aplausos. 

La señora Fernández de Saidén acompañó a los infantes  a recorrer cada una de las  mesas que personal  de las diversas  áreas de la SSP instaló y adornó para  con motivos de Halloween. Así también, las golosinas, pasteles, juguetes y piñatas. 

Los niños y niñas del Cendi se fueron felices, con la promesa de volver el año próximo. Mientras tanto, serán preparados para que el próximo miércoles 1 de noviembre  celebren el tradicional Hanal Pixán. (Boletín)

0 comentarios: