domingo, 22 de octubre de 2017

19:35:00
MÉRIDA, Yucatán, 22 de octubre.- La antigua demanda de que sean reconocidas y tengan acceso a los apoyos del sector pesquero comienza a ser realidad para cientos de trabajadoras de las congeladoras de la costa, las llamadas fileteras, gracias a un programa que impulsa el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín.


Con el apoyo de varias personas que colaboraron con el legislador yucateco, más de 300 trabajadoras concluyeron un curso de seguridad y sobrevivencia en el mar, que representa el primer paso para ingresar al Registro Nacional Pesquero y su acceso a los programas oficiales.

Este hecho es calificado de inédito, debido a que por décadas estas obreras se consideraban "invisibles" para las autoridades y ahora ya no lo son más y van por más derechos en beneficio de sus familias. 

En la ceremonia de entrega de certificados, que se llevó a cabo en el local social de la CTM en Progreso, Ramírez Marín afirmó que ahora las trabajadoras podrán tramitar su tarjetón e, incluso, su libreta de mar para incursionar en la pesca, gozar de los apoyos que reciben los pescadores en las épocas de veda, ser sujetos de los programas pesqueros y tener acceso a proyectos de acuacultura, entre otros beneficios.

El fin último, dijo, es que puedan emplearse mejor y aumentar sus ingresos en beneficio de sus familias. 

En su mensaje, el diputado invitó a las obreras de las congeladoras a seguir preparándose y les informó que cuenta con el programa "Amas de Casa con Prepa en Línea", en el que basta dedicarle una hora al día para terminar el bachillerato en dos años, reconocido por la SEP. 

Podría ser en menos tiempo si le dedican más horas al estudio.  El programa es gratuito y hay que entrar a la cuenta: http://sitio.bip.edu.mx/inscribete.htm, para inscribirse y comenzar a estudiar.

"Terminar la prepa es otra opción para encontrar un mejor empleo, ganar más y hasta sería un ejemplo para sus hijos, al ver el esfuerzo que pondrían para prepararse y aspirar a mejores niveles de vida", apuntó el legislador.

Ramírez Marín destacó el apoyo de la ex diputada María del Carmen Ordaz Martínez, de la empresa CIMAR, la familia Velázquez Sosa y el alcalde de Progreso, José Cortés Góngora, para llevar a cabo los cursos para las fileteadoras, a quienes se le apoyó con el costo y solo pagaron una cuota de recuperación de $25 para obtener su certificado de salud, un requisito que completa la constancia.

"Esa es la política que sirve, la que suma voluntades, la que une fuerzas y responde a las necesidades, la que da resultados", subrayó el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, ante los aplausos de los 800 asistentes al evento.

"La política que divide no sirve, por eso amigas mantengamos la unidad, la organización y el espíritu de colaboración para avanzar juntos", indicó.

Ramírez Marín informó que apoyarán a la comisaría de Chelem con una ambulancia de traslado que solicitaron los vecinos, indicó que está en vías de concretarse la instalación de la cámara hiperbárica y afirmó que continuarán apoyando a las trabajadoras de las congeladoras, incluyendo a los varones que también se dedican a esa actividad, aunque son los menos.

Presente en el evento, la diputada Lucely Alpizar Carrillo afirmó que se trata de un hecho inédito, histórico, este avance de las trabajadoras de las congeladoras, porque no sólo atiende una antigua demanda, sino mejora sus capacidades y las empodera. Felicitó al diputado Ramírez Marín por esta gran contribución: "Es una muestra más de que está pendiente de las necesidades de los yucatecos y sigue aportando soluciones".

A nombre de los beneficiarios, Reyna Pérez Peña, Claudia Chan Martínez y Fernando Martín Ucán, agradecieron el apoyo para los cursos, el acompañamiento que les darán para continuar los trámites, solicitaron apoyos de vivienda y que se cree una Secretaría de Pesca en el ámbito estatal, entre otros planteamientos. (Boletín)

0 comentarios: