viernes, 27 de octubre de 2017

11:33:00
CATALUÑA, 27 de octubre.- Con el voto secreto de las fuerzas independentistas, el Parlament aprobó este viernes la independencia de Cataluña y autorizó que se constituya “la república Catalana como Estado independiente y soberano”.


En una asamblea en la que imperó la máxima tensión, y solo un día después de que el presidente Carles Puigdemont estuvo a punto de convocar a elecciones anticipadas, la mayoría independentista aprobó una segunda resolución que plantea abrir un “proceso constituyente” para redactar la constitución del nuevo Estado.

“Asumimos el mandato del pueblo de Cataluña expresado en el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre y declaramos que Cataluña se convierte en un Estado independiente en forma de república”, precisa el texto presentado por la alianza Junts pel Sí –con la que gobierna el presidente Carles Puigdemont– y la Candidatura d´Unitat Popular (CUP).

La resolución fue aprobada de manera secreta por 70 votos a favor de esas dos fuerzas independentistas, 10 en contra y dos en blanco.

Los llamados partidos constitucionalistas y opuestos a esta declaratoria, el Partido Popular (PP), Socialista de Cataluña (PSC) y Ciudadanos (C´s), abandonaron la sesión para no participar en una votación que, dijeron, dará pie a la aplicación del artículo 155, que permite al gobierno central la intervención de Cataluña.

En esta acción conjunta de Junts pel Sí y CUP, el Parlament e instó al Govern a desplegar la Ley de Transitoriedad Jurídica, anulada por el Tribunal Constitucional.

“Constituir una república catalana como Estado independiente, soberano, democrático y social”, apunta la declaración de independiente que se incluye en el documento aprobado y firmado por los dirigentes de JxSí y la CUP, Lluís Corominas, Marta Rovira, Mireia Boya y Anna Gabriel.

En la propuesta se indica que la constitución de la república catalana se “fundamenta en la necesidad de proteger la libertad, la seguridad y la convivencia de todos los ciudadanos de Catalunya”, aunque también sostiene que constituye “una mano tendida al diálogo”.

“Catalunya restaura hoy su plena soberanía, perdida y largamente anhelada, después de décadas de intentar, honestamente y lealmente, la convivencia institucional con los pueblos de la península ibérica”, puntualiza.

Entre otros aspectos, la propuesta insta a “impulsar la suscripción de un tratado de doble nacionalidad con el gobierno de Reino de España”.

El abogado mayor del Parlament de Cataluña, Antoni bayona, y el secretario general, Xavier Muro, advirtieron a la presidenta de ese órgano, Carme Forcadell, que debía impedir la tramitación de las propuestas de resolución que este viernes presentaron las fuerzas independentistas.

Pero Forcadell no impidió que se tramitara la aprobación de la independencia, pese a la advertencia de ser objeto de posibles responsabilidades penales. (Alejandro Gutiérrez para Proceso)

0 comentarios: