sábado, 9 de septiembre de 2017

13:39:00
Pedro Echeverría V.

1. No soy, nunca he sido independiente o neutral, por el contrario debo estar siempre por convicción, con los oprimidos.  Nací con la ideología capitalista individualista que heredaron mis padres, de la iglesia, la escuela y la sociedad y me impusieron desde mis primeros meses de vida. A los 20 años tuve el maravilloso privilegio de enterrarla  luchando para ser libre de pensar y actuar con mente propia. Llegué a la concepción de que si no acabamos con el capitalismo, la explotación, la opresión y la desigualdad, el capitalismo seguirá imponiendo sus valores e intereses y lo que hagamos –si no lo desaparecemos-  será fortalecerlo y justificarlo.

2. El gobierno mexicano, como perro fiel a los EEUU, busca romper relaciones con Corea del Norte porque se ha atrevido a desafiar al imperio guerrerista de los EEUU. Acusa que Corea del Norte busca construir un arma nuclear que amenaza a Corea del Sur y Japón cuando los yanquis, Israel, Inglaterra, Alemania, Francia, las tienen por decenas, cientos o miles. El funesto gobierno mexicano ha expulsado al embajador de Corea Norte pidiendo un “medio oriente” libre de bombas nucleares cuando son los EEUU quienes encabezan la fabricación mundial de armas y la posesión de bombas nucleares desde antes de Hiroshima y Nagasaki.

3. Yo digo lo contrario: ¡Mueran los gobiernos perros y serviles de los yanquis¡; que ¡Vivan los pocos países rebelde como Venezuela, Bolivia, Cuba y Corea del Norte! Me encantaría que México no sea perro de nadie y que aprenda rascarse con sus propias uñas para lograr comida y bienestar. Pero a México también hay que comprenderlo por sus 3000 kilómetros de frontera con el país más imperialista de la historia: ¿Recuerdan que durante la Segunda Guerra México tuvo que producir para los EEUU en guerra y en 1941 acompañarlo a esa terrible matanza de bombardeos? México jamás ha podido liberarse de esas ataduras que los cobardes gobiernos han fortalecido.

4. Yo pienso que ese maldito canciller derechista y trumpista sólo está preparando el camino y el momento para para proclamar su candidatura; tiene por lo menos un mes para que Trump y su yerno le receten una “buena negociación” que lo conviertan en “héroe nacional”. ¿Cómo un personaje como Videgaray, con tantos intereses económicos y políticos que lo rodean puede dejar ir, así nomás, una candidatura que no se volverá a repetir? Pienso que por ello ese canciller está demostrando su particular fidelidad a Trump y que cualquier protesta en México lo tiene sin el menos cuidado. ¿Podrá Videgaray con su heroísmo derrotar a su enemigo López Obrador?

5. En México, dado que la izquierda radical, no partidaria, está dividida y semi liquidada, aquellas manifestaciones de los sesenta y setenta contra los yanquis y sus títeres en México, no se realizan más. Las batallas en las calles contra los yanquis por su invasión y la guerra de Vietnam, la invasión a Dominicana, sobre todo los apoyos a Cuba, llenaban siempre el Paseo de Reforma, el Hemiciclo e inclusive el zócalo. A partir de que los partidos políticos recibieron cargos, subsidios intervención en los medios, las luchas en las calles se debilitaron. Incluso el funestísimo secretario de Educación se auto halaga diciendo que derrotó a los maestros de la CNTE con una maravillosa reforma educativa. (9/IX/17)

0 comentarios: