jueves, 28 de septiembre de 2017

10:29:00
Sergio Parra / Xataka Ciencia

El clima inusualmente cálido lleva la marca del cambio climático, que está aumentando el calor en todo el mundo, amén de otras catástrofes.

Mientras que algunos políticos estadounidenses se burlan del cambio climático, los funcionarios de Los Ángeles están abordando el problema con un plan radical para reducir la temperatura de la ciudad.

Blanco contra el calor.- El alcalde Eric Garcetti tiene la intención de reducir la temperatura promedio en Los Ángeles en 3 grados Fahrenheit durante las próximas dos décadas. Como parte de ese esfuerzo, las calles de están recibiendo una nueva capa de pintura.

Las ciudades tienden a ser poco abundantes árboles, que proporcionan sombra, y están cubiertas de pavimento negro, que absorbe el calor del sol. Al igual que una camisa negra absorbe la luz, calentándola. Pero una camisa blanca refleja la luz, manteniéndolo fresco a quien la viste.

Un empleado municipal en Los Ángeles aplica el revestimiento que mantiene la temperatura del asfalto más baja. (Foto de GuardTop, LCC)

La temperatura promedio en una ciudad de un millón o más personas puede ser entre cinco y quince grados centígrados más alta que en las áreas circundantes. Para combatir este efecto isla de calor, Los Ángeles está recubriendo sus carreteras con CoolSeal, una pintura gris que mantiene calles más frías que con el asfalto negro.

Los ingenieros desarrollaron el material para las bases aéreas militares para mantener los aviones espías frescos mientras descansan en la pista. Esto puede ayudarles a evitar ser detectados por las cámaras infrarrojas montadas por satélite, que miden el calor.

Este sistema, además, permitirá ahorrar dinero en los sistemas de aire acondicionado que se usan en comercios y viviendas particulares, y reducirá las consecuencias de la polución.

Pero para combatir el cambio climático se llevarán a cabo otras estrategias, como plantar más árboles y aplicar pintura blanca a los tejados ( por lo menos los que ya no están cubiertos de paneles solares). Otras ciudades, como Nueva York, ya están experimentando con tejados reflectantes, y como Melbourne está tratando de bajar las temperaturas plantando también más árboles.

0 comentarios: