miércoles, 27 de septiembre de 2017

17:28:00
Edith Gómez

Muchas personas sufren por el hecho de que su salario no les alcanza para cubrir todos sus gastos fijos mensuales o para darse uno que otro gusto extra. Esto, tal vez porque acostumbramos a gastar en la misma medida que ganamos y muy pocas veces quedamos conformes con lo que tenemos. Según Gananci, está claro que la gente exitosa tiene algo especial para haber llegado hasta donde están ahora. Pero, ¿cuáles son esas cualidades que poseen los millonarios y que a ti te faltan?


Dice Woody Allen que el dinero no da la felicidad, pero provoca una sensación tan parecida que se necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia. 

Cada que oímos, leemos o encontramos una imagen que hace referencia a las palabras dinero o finanzas personales nuestros sentidos se ponen alerta: ¿hay una fórmula mágica para que rinda más?

En ocasiones, cuando las sugerencias vienen de un experto las recibimos con algo de sospecha,  seguro las dice alguien que nada sabe de nuestra situación actual. La amargura crece cuando nos llega el salario y pocos días después, tras haber pagado todas las deudas y compromisos, es muy poco el dinero que nos queda para el resto de la quincena o del mes.

Si tú formas parte de este grupo, puedes poner en práctica los siguientes consejos para 'estirar' tu ingreso:

Arma un presupuesto

Te sorprenderá lo mucho que puedes organizarte si haces un balance entre lo que ganas y lo que debes pagar. Eso te permitirá ver qué gastos están de más, quizá son los que le están robando días a tu quincena.

“Olvida” tu tarjeta de crédito en casa

Las próximas salidas al cine, a comer, al supermercado, trata de no utilizar por ningún motivo tu tarjeta de crédito, finge que la olvidaste y en la medida que te sea posible evita gastar con ella. Aunque no lo creas, el traer tu tarjeta de crédito, te hace gastar más, mejor en el presupuesto que armes, contempla una cantidad para “entretenimiento”.

No te dejes llevar por la emoción

Cuando sea tu turno en el cajero automático y veas que ya te depositaron… ¡Tranquilízate! No te dejes llevar por la euforia de tener dinero, pues esto origina que te sientas fuerte y quieras gastar sin pensar.

Aparta un poco

Realiza un guardadito, por pequeño que sea, que no toques a la menor provocación. Si te pagan la cantidad que sea debes guardar un porcentaje en una cuenta a la que no tengas acceso tan fácil o bien alejándote de las tentaciones.

Cuidado con los gastos pequeños

Comprar golosinas, tomar taxis u otros gastos pequeños que haces constantemente, pueden terminar sumando una cifra considerable sin que te percates de ello.

Olvídate de lo que te mereces

Varias personas después de una sesión descarada e indulgente de compras: “Es que trabajé muy duro esta semana/mes/día/año, y la verdad, me lo merezco”. No te mereces pasar 18 meses pagando por lo que compraste un día. No te mereces tener que pedir prestado porque no tienes para pagar un gasto de emergencia. No te mereces estar angustiado por falta de dinero la mayor parte del tiempo. ¿Has pensado en estas cosas que no te mereces?

La verdad todos nos merecemos tener cosas lindas, no se trata de meritocracia, se trata de planeación y aprender a esperar por tener lo que deseamos. Es importante saber ser felices con lo que tenemos, y queremos mostrarte algunas cosas que no necesitas para ser feliz.

Endéudate sólo para construir patrimonio

Endeudarte implica una gran responsabilidad, así que reflexiona mucho antes de hacerlo. Solicita un crédito para adquirir bienes como un auto o una casa "que te ayuden a consolidar tu patrimonio", pero evita hacerlo para comprar electrodomésticos o tomarse esas vacaciones que están lejos de tus posibilidades. Ten en cuenta que la cuota del crédito no debe superar del 20% al 30% de tus ingresos. Si no, seguro te meterás en problemas.

Tal vez esta primera quincena llevaste a cabo estos pasos y la diferencia fue mínima. Si repites de forma ordenada y logras dominar una disciplina de cuidado, plan y ahorro, seguro tendrás resultados mejores a lo esperado. Cuando comiences a lograr tus objetivos y llegar al fin de quincena de forma segura y con dinero, notarás todos los cambios positivos de haber hecho un esfuerzo. 

Ahora ya lo sabes, llegar seguro al fin de quincena es todo un súper poder que sólo requiere un poco de orden y de aliados como los que mencionamos.

0 comentarios: