martes, 15 de agosto de 2017

09:30:00
Pedro Echeverría V.

1. En México hay juego de partidos y elecciones, pero da “la casualidad” que esos partidos y las elecciones, desde hace más de un siglo, representan y reconfirman siempre los intereses de los de arriba, de los más poderosos del país. Por el contrario, desde hace más de un siglo, “da la casualidad”, que la población, en un 80 por ciento, es pobre y miserable. Los gobernantes, empresarios y partidos siempre están contentos con la “democracia mexicana”, la halagan, la defienden, porque les proporcionan muy buenas ganancias. La población, por el contrario, cree que todo lo que le explota y oprime es una mierda, ¿qué es entonces la democracia?

2. Aunque en el esclavismo griego de 500 años AC nunca hubo democracia, precisamente porque los esclavos no eran tomados en cuenta y la “democracia ateniense” era el derecho de los esclavistas a imponer sus intereses, se definió que democracia era “el gobierno del pueblo”; pero esta frase sólo sirvió como demagogia para engañar a los esclavos. Hasta hoy, pasados 2,500 años se sigue hablando de democracia porque dicen que el pueblo gobierna cuando en EEUU y México siempre ha gobernado una clase social enemiga del pueblo y saqueadora de su trabajo en el campo y las fábricas. De esta democracia habla Videgaray, de los que chupan del Estado.

3. En México no ha habido nunca democracia. Democracia no son elecciones arregladas, INE vendido al gobierno, ni partidos políticos paleros, al servicio del capital. Si la democracia sirvió para acabar con la monarquía e instalar una nueva relación, solo sirvió para entenderse y recomponerse con ésta y crear una oligarquía (el gobierno de pocos oligarcas). Gobierno del pueblo no ha existido jamás porque las clases dominantes siempre lo han mantenido en la total ignorancia política entreteniéndolo con el futbol, la religión, el consumismo y el trago. En Rusia, en Cuba, en Venezuela, en Corea del Norte –dicen- no existe democracia porque no se parece a la de EEUU y México

4. Yo sigo pensando –no lo veo difícil- que Videgaray pueda dar un buen golpe en las relaciones con EEUU y sentarse en la silla presidencial en México. No creo que sacrifique la única oportunidad de su vida contando con el apoyo yanqui. Sería un gobernante peor que los anteriores porque desde ahora demuestra abiertamente su ideología anticomunista y entreguista; sería peor que Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña que se entregaron cuerpo y alma a los presidentes yanquis. A eso le llaman democracia: estar al servicio de un país extranjero arrodillados como esclavos. Esa democracia mierda (de esclavos) es la que propagan los medios de información.

5. Por eso el 100 por ciento de los delegados de la asamblea del PRI aplaudieron “a morir”, como si fueran esclavos, al Peña Nieto durante y después de su discurso. En nombre de esa democracia para tontos, los medios de información del país usaron casi las 24 horas del día para informar de los apoyos al presidente, a quien le han dado el derecho –como sucedió en todo el siglo XX- de nombrar a su sucesor. Si llega uno del PRI o del PAN a la Presidencia en 2018, eso que se llama izquierda deberá reconocer su incapacidad; pero al mismo tiempo cubrirse la nariz para no seguir en el maloliente ambiente político de la “democracia mexicana”. (15/VIII/17)

0 comentarios: