domingo, 27 de agosto de 2017

15:34:00
Pedro Echeverría V.

1. Ante las terribles amenazas del gobierno yanqui de invadir Corea del Norte y Venezuela, los coreanos sólo piensan en adelantarse un segundo a los EEUU para apretar el botón y bombardear los centros de dominio gringo como son sus bases militares, Corea del Sur, Japón y otras zonas yanquis. (¿Llegan ya los misiles a Washington y Nueva York?) Durante años han venido preparándose como un pueblo libre, lleno de dignidad que no está dispuesto a que lo sigan tratando como esclavo. El gobierno de Venezuela, que ha acudido hasta el Papa, sólo piensa en la solidaridad mundial para evitar que el gobierno de Trump ponga en práctica su belicismo. Esperemos que Trump, como dicen por aquí, sea como el: “perro que ladra no muerte”.

2. Los coreanos del Norte aprendieron muy bien del dirigente chino Mao Tsetung que para conseguir la paz hay que armarse. Que mientras existan países como EEUU que buscan ser, o continuar siendo, los amos del mundo extendiendo sus conquistas, sólo pueden pararse con las armas. Por ello Corea del Norte ha dicho: “Ya basta que los países poderosos, armados con bombas nucleares y miles de misiles, me sigan tratando como un esclavo o un siervo, explotando las fuerzas del pueblo trabajador coreano. Ya estoy preparado para hacerles frente y ya puedo gritar que somos un pueblo pequeño pero libre.

3. Los venezolanos, los más grandes productores de petróleo en el mundo, aunque tienen un buen ejército, no tienen las armas necesarias a nivel nuclear y de misiles. Esto quiere decir que para defenderse contra los asesinos yanquis tienen que acudir a la conciencia latinoamericana. Algunos podríamos sumarnos a la defensa de Venezuela; yo sólo podría hacer el papel de “escudo humano” porque por idiota nunca aprendí a manejar un cañón, una ametralladora o a lanzar una granada contra el enemigo invasor; sólo me especialicé en resorteras y el lanzamiento de piedras. ¿Será que Venezuela pueda recibir el apoyo de toda Latinoamérica?

4. Desafortunadamente los guerrilleros de las FARC han entregado sus armas. Pensé que evitarían que el gobierno de Colombia estuviera contra Maduro de Venezuela. Espero que los más de 50 años de sacrificios guerrilleros no se conviertan en vergüenza para los pueblos. ¿Qué pasó en el Salvador y en Nicaragua con los guerrilleros después de sacrificios de miles de revolucionarios en los setenta y ochenta? Pareciera, como me dijo un amigo escritor, que no hay que hacer análisis o pensar en corto plazo porque se llega a la desesperación y a la frustración; pero es también muy cómodo, porque aleja de compromisos, sólo pensar a largo plazo aunque nos den en la madre.

5. ¿Y México siga siendo el domesticado cachorrito de los gobiernos yanquis? El presidente Peña y el canciller Videgaray, pienso que todo el gabinete, son gente de derecha que en todo apoyan a Trump y a los grandes empresarios. El TLC les preocupa porque hay muchos millones en los negocios empresariales metidos allí. ¿Y el pueblo mexicano? Les importa un comino porque sólo es clientela de los “populistas”. ¿Crees acaso que les importa el pueblo coreano o venezolano amenazados de bombardeo yanqui? ¿Y los medios de información como la Tele y la radio? Esos medios, al ser propiedad privada de los empresarios, sólo sirven a los negocios y el dinero. (27/VIII/17)

0 comentarios: