sábado, 19 de agosto de 2017

08:07:00
HELSINKI / STAVANGER, 19 de agosto de 2017.- Dos personas han sido asesinadas y seis han resultado heridas tras ser apuñaladas en la ciudad finlandesa de Turku, al sudeste del país. El atacante ha sido detenido poco después de ser neutralizado de un disparo en la pierna por la policía. Aún permanece hospitalizado, mientras se investiga si ha actuado en solitario o si, por el contrario, cuenta con cómplices.

La policía ha arrestado al principal sospechoso armado con un cuchillo, herido con balas en la pierna, en una plaza del centro de la ciudad de Turku. El suceso ocurrió el viernes durante una incursión en un mercado de la ciudad.

La policía aún no ha sido capaz de interrogar al sospechoso, y aún se desconocen los motivos del ataque. "Ahora tenemos seis sospechosos bajo custodia, el principal sospechoso y otros cinco", explica el Comisario Markus Laine, de la Oficina Nacional de Investigación.

Un oficial sostiene un arma larga en la ciudad de Turku, tras el ataque (Lehtikuva / Reuters)

Ofrendas.(Repubblica)
El ataque del viernes en una zona céntrica de la ciudad de Turku, en el suroeste de Finlandia, fue perpetrado por un joven yihadista marroquí de 18 años, confirmó hoy la policía finlandesa. Su objetivo, al parecer, era atacar a mujeres.

Tras identificar e interrogar al agresor, quien fue herido en una pierna y detenido poco después del ataque, las autoridades constataron que este tuvo un móvil terrorista.

La policía ha informado de que las dos víctimas mortales y varios heridos son de nacionalidad finlandesa, pero también hay un herido de nacionalidad italiana y dos suecos.

20 minutos de terror ocurrieron en la plaza Central de Turku —con 160.000 habitantes, es la tercera ciudad finlandesa— al día siguiente de que 14 personas murieran en un doble atentado en Cataluña.

En las redes diversos usuarios aseguraron que el atacante gritó “Allahu akbar” (“Alá es grande”), como ha sucedido en atentados yihadistas previos, algo que se debe a la confusión con las palabras “cuidado” en finlandés, “Varokaa, varo”, que sería lo que gritaban los transeúntes para avisar a los demás del peligro.

La policía ha informado que el sospechoso llegó al país en 2016 y que formaba parte del proceso de petición de asilo y aseguran que el ataque parece haber ido dirigido hacia mujeres. Además han detenido a cuatro ciudadanos marroquíes, que podrían estar vinculados al ataque.

El principal sospechoso –ayer se detuvo al autor- es un ciudadano de nacionalidad marroquí de 18 años.

La presencia policial armada se extiende a puertos y estaciones ferroviarias del país, así como al aeropuerto internacional de Helsinki Vaanta.

Captura del marroquí.

"Estamos investigando el papel de estas otras cinco personas, pero aún no estamos seguros de si tienen una conexión (con el ataque) ... Vamos a interrogarlos y luego podremos decir más ( ...) Pero han estado en contacto con el principal sospechoso ", añade Laine.

Por el momento, la policía aún no ha confirmado la identidad de la persona arrestada el viernes, pero según Laine, los investigadores están "bastante seguros de quién es". Las autoridades describieron hasta ahora al sospechoso como "un joven de origen extranjero", sin dar más detalles.

La Oficina Nacional de Investigación también ha aclarado hoy en Twitter la realización de "cooperación internacional", como parte de la investigación.Según los medios de comunicación finlandeses, el hombre habría elegido a sus víctimas al azar, información que los investigadores no confirmaron. También habría operado solo, pero las autoridades están buscando "otros posibles perpetradores".

El viernes, la policía detuvo al agresor unos minutos después del ataque, que tuvo lugar en el corazón de Turku poco después de las 16:00 horas. Anunciaron ese mismo día el aumento de las patrullas policiales.En junio, los servicios de seguridad finlandeses elevaron su evaluación del riesgo de ataques terroristas anunciando que habían identificado una actividad del grupo estatal islámico que podría dirigirse a Finlandia. El riesgo, antes considerado "bajo", es ahora "alto", el segundo nivel en una escala de cuatro.

La identidad del autor, "un joven nacido en el extranjero" según la policía, no ha trascendido por el momento; del mismo modo que aún se desconoce su móvil. Las fuerzas de seguridad inicialmente descartan que se trate de un acto terrorista, si bien han dejado la opción abierta en la rueda de prensa que sus máximos responsables y la ministra del Interior, Paula Risiiko, ofrecieron tres horas después de la tragedia.

Tampoco han querido confirmar si la afirmación de dos testigos que aseguraron ver a tres hombres corriendo mientras gritaban "Alá es grande" ha sido verificada. Aunque "la vinculación al terrorismo internacional no puede ser excluida ni confirmada", como agregó el director de la policía finlandesa, Seppo Kolehmainen, horas más tarde, el ministerio del Interior ha emitido un comunicado reiterando que la policía no investiga los apuñalamientos como un atentado terrorista.

Alrededor de las 16.00 horas locales, la policía tuvo conocimiento de que varías personas habían sido apuñaladas en la céntrica plaza de Mercado y sus aledaños, como informaban vía Twitter, y solicitaron a la gente que abandonara y evitara el centro de esta apacible urbe de 177.000 habitantes. "Llegamos a la conclusión de que una mujer joven gritaba intensamente.

Estaba en la esquina de la plaza. Vimos a un hombre allí, con el cuchillo en la mano, agitándolo en el aire", relata Laura Laine, que estaba a 20 metros, a la agencia de noticias finlandesa Yle. "En ese momento, la gente comenzó a reaccionar y el personal de un bar comenzó a guiar a la gente dentro", donde también se han recluido esta testigo y sus amigos.

Unos veinte minutos después, tras apuñalar a ocho adultos, el atacante era reducido por la policía. Según un testigo que presenció los hechos desde la ventana de su oficina, la policía lo inmovilizó de un disparo en el muslo, según informa el Turun Sanomat. El mismo diario informa de que el atacante aún permanece hospitalizado.

En la clínica, donde una de las dos víctimas ha fallecido, también se ha intervenido quirúrgicamente de urgencia a tres de los seis heridos, un hombre y cinco mujeres. Todos permanecen ya estables.En alerta tras los brutales atentados de Barcelona y Cambrils y en nivel de "riesgo" desde el pasado junio tras conocerse la probabilidad de un ataque terrorista internacional, las fuerzas de seguridad han tomado el control de la ciudad con gran rapidez.

Además, la presencia policial armada se extiende a puertos y estaciones ferroviarias del país, así como al aeropuerto internacional de Helsinki Vaanta. Siguiendo las indicaciones de la policía, el centro de Turku ha quedado desierto. Asimismo, se han cerrado centros comerciales, la biblioteca y la piscina públicas.

Pese a la calma impuesta, conforme pasaban las horas, han sido muchos quienes se han acercado por la noche a la plaza del Mercado a encender velas y dejar flores. La catedral de Turku acoge una vigilia interconfesional para velar por las víctimas. (María Fluxá / El Mundo / El Periódico / El País /La Vanguardia)

0 comentarios: