viernes, 11 de agosto de 2017

20:41:00
MÉRIDA, Yucatán, 11 de agosto.- Otra molestia que siempre hay con Mario Mex Albornoz, presidente estatal de Morena en Yucatán aunque sus fachas lo hagan difícil de creer, es que siempre llega tarde a todo, ya sean reuniones de comité, de consejo, o algún evento.


Según nuestras fuentes siempre llega tarde y todo desaliñado. 

Inclusive dio risa cuando hace poco llegó la secretaria general del CEN, Yeidckol Polevnsky, y ella dijo que los dirigentes y candidatos de Morena deben siempre mostrar buena imagen, estar bien vestidos y presentables y los que estaban en la mesa del presídium voltearon a ver a Mario Mex sonriéndose entre ellos.

Pero la molestia mayor es que a casi 2 años de su presidencia hasta ahora no ha sabido qué debe hacer en el cargo, no tiene iniciativa ni liderazgo y casi nadie lo toma en serio.

Mex sólo se limita a estar pasando información por los grupos de WhatsApp, pues eso es lo que hacía antes: llegaba a la oficina de Mejorada, entraba sin saludar a nadie y se iba a un rincón a sentarse frente a su computadora a estar monitoreando el Internet. 

Lo que más ha molestado es su comportamiento de amiguismo, lo cual volvió a hacer con la propaganda que se encargó para el mitin del 2 de julio en el que hizo todo lo posible porque su amigo Fausto Sánchez, ex militante y directivo del PRD, elaborara la propaganda pero que la hizo mal, pues se comenta que los volantes tuvieron faltas de ortografía.

Algunos ya apodan a Mex como el presidente babas y hay coraje de varios porque mientras hay quien ha perdido hasta dos millones de pesos de su negocio por dedicarse a Morena además de sacrificar familia, auto y demás patrimonio, el presi babas no ha puesto nunca nada y está sentado en un lugar que no sabe para qué es. (José Repetto)

0 comentarios: