martes, 22 de agosto de 2017

12:55:00
MADRID, 22 de agosto de 2017.- En Islandia casi no nacen niños con Síndrome de Down. De media, tan solo se alumbran a uno o dos por año. A las mujeres se les reconoce el derecho de abortar hasta las 16 semanas.

El país dispone, desde 2005, de unas pruebas prenatales para detectar si el feto padece una malformación genética y hasta el 85% de las embarazadas deciden realizar el test consistente en una combinación de imágenes ultrasonido, un análisis de sangre y la edad de la madre. La mayoría escoge terminar con el embarazo tras conocer que viene con una copia adicional del gen 21.

El debate no ha tardado tiempo en estallar. Al país se le ha acusado de hacer desaparecer a personas con esta condición genética. Medios de comunicación cristianos llegaban a utilizar la palabra "exterminio". Otros menos radicales tan solo ponían el acento en si se está convirtiendo en una medida que decide qué vidas merecen la pena ser vividas. Bonnie Rochman, autora de un libro que aborda cómo las tecnologías genéticas están transforman la forma en que tenemos a los niños, reflexionaba si nos acercamos a la pasada era de la eugenesia.

(The Independent)

"En otras palabras, el síndrome de Down y otras condiciones similares que padecen personas que no pueden cursar un doctorado o hacer física cuántica son vistos a menudo como impedimentos más grandes a una "vida digna de ser vivida" que los impedimentos físicos", escribe en un artículo para Quartz.

Presentar al país -mejor dicho, a las mujeres- de genocidas lo cierto es que no solo no sería injusto, sino tampoco cierto. Entre 2007 y 2014, mientras que finalizaron su embarazo 64 mujeres a las que se detectó que su hijo tendría con Síndrome de Down, también nacieron 22 bebés con este trastorno. "Los bebés con síndrome de Down siguen naciendo en Islandia", puntualizaba Hulda Hjartardottir, directora de la Unidad de Diagnóstico Prenatal del Hospital Universitario Landspitali, a la CBS.

Del otro lado del debate recuerdan que se pasa por alto que la madre tiene derecho a determinar su vida. "Esta es tu vida. Tienes derecho a elegir cómo será tu vida. No consideramos el aborto como un asesinato", expresó Helga Sol Olafsdottir, del Hospital Universitario Nacional de Islandia, a la cadena televisiva. (playgroundmag.net)

0 comentarios: