martes, 22 de agosto de 2017

06:33:00
CIUDAD DE MÉXICO, 22 de agosto de 2017.- México deberá invertir en infraestructura, innovación, desarrollo y resolución de conflictos políticos y de corrupción para enfrentar los cambios que implicará la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), porque “lo que resulte de las negociaciones puede cambiar el futuro del país”, aseguró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Durante el anuncio de su XLV Convención “Invertir para transformar. Tendencias globales”, explicó que la tendencia del panorama de inversión depende del trabajo en temas como desarrollo de infraestructura, innovación y capacitación, así como la resolución de diferencias políticas, inseguridad, debilidad en la gobernanza y corrupción.

La presidente nacional del IMEF, Adriana Berrocal González, dijo que "es muy probable que los resultados de la renegociación del TLCAN afecten múltiples decisiones de inversión y de producción que impacten el paisaje de la Inversión Extranjera Directa (IED), no sólo en la región, sino a nivel global", cambios ante los que México debe crear condiciones de certidumbre y una visión de largo plazo. (Foto Reuters)

Destacó la importancia de “dar la vuelta al comportamiento de la inversión productiva que tradicionalmente crece en épocas de expansión y bonanza” y dijo que en lugar de esperar a estar en bonanza para invertir, hacerlo en momentos complicados es lo que hará el crecimiento.

Por eso, dijo en conferencia de prensa, ahora es el momento de invertir para crecer, pensando en el largo plazo.

Expuso que si bien ya se superó la amenaza de que el TLCAN se termine, sí hay un rango abierto sobre las posibilidades de cierre de las negociaciones, porque cada uno de los países tiene posiciones aparentemente rígidas en determinados puntos, y el tiempo de la renegociación será corto.

“Sin embargo, si esperamos que haya efectos en las decisiones corporativas y de inversiones, porque definitivamente habrá cambios”, y es que el simple hecho de que haya ajustes al nivel de competitividad de América Latina como región, de alguna manera mueve los intereses en todo el mundo, argumentó.

Lo que resulte de las negociaciones, advirtió, puede cambiar el futuro de México en cualquier sentido, según cómo se aproveche la experiencia. (Informador / El Economista)

0 comentarios: