sábado, 19 de agosto de 2017

15:48:00
MÉRIDA, Yucatán, 19 de agosto.- Dante Gaspar, un hombre en aguas peligrosas”, sumergió a los espectadores que asistieron al Teatro Daniel Ayala Pérez en una historia con un desenlace inesperado, acaparando la atención del público de principio a fin, quien aplaudió generosamente la labor de Gregorio “Goyo” Carrillo -único actor en escena- quien interpreta no solo a Dante Gaspar sino también una decena de otros personajes, dando la ilusión de verdaderos diálogos.


De la vertiente “México en Mérida”, que pertenece a la cartelera especial de Mérida, Capital Americana de la Cultura 2017; la compañía Colectivo Teatro en Espiral de Baja California, presentó dos funciones del monólogo “Dante Gaspar, un hombre en aguas peligrosas”.

Si bien la obra es un monólogo, Gregorio Carrillo -Dante Gaspar- no está solo. Acompañado de un magnífico diseño de iluminación que por momentos pareciera convertirse en otro personaje; así como del pertinaz acompañamiento sonoro y musical de Miguel Ángel Cuevas quien logra atmósferas y sentimientos a partir de un vibráfono, percusiones y otros elementos que remiten a los efectos agregados en post-producción a los filmes cinematográficos; los tres -bajo la dirección de Michelle Guerra Adame- parecieran multiplicarse y lograr no solo la fantasía de la acción sino de estar en presencia de un elenco mucho más grande.

Dante Gaspar, es un hombre sólo de 35 años de edad, cartero de oficio, actividad heredada de su abuelo y padre. Vive en Puerto de Piedra. Lleva una vida tranquila entre la su trabajo y la lectura, hasta que se tiene que jubilar y pretende entregar las cartas que nunca llegaron a sus destinatarios. La obra nos lleva a conocer a otros habitantes de su población y sus historias, antes de sumergirse en una frenética aventura que lo lleva a investigar a un Capitán y la aparente persecución a la que es sometido por misteriosos hombres de gris, la acción se acelera cada vez más y las aventuras se intensifican durante hora y quince minutos hasta que de pronto sobreviene el final inesperado y todo cobra sentido, de otra forma, hacia otro lugar.

El respetable ovacionó una propuesta teatral que disfrutaron niños y adultos, en las dos funciones ofrecidas el 17 y 18 agosto en el Teatro Daniel Ayala Pérez a las nueve de la noche. (Boletín)

0 comentarios: