viernes, 4 de agosto de 2017

08:47:00
Pedro Echeverría V.

1. Javier Sicilia –el escritor y activista por la paz, desde que su hijo fue asesinado en 2011-  siempre escribe cosas políticas importantes, pero en su artículo de la revista Proceso de esta semana, me parece particularmente interesante porque hace dos llamados: a) Que se debe exigir la renuncia de todos los consejeros del INE por corruptos y se debe seleccionar a otros que sean honestos para las elecciones de 2018, y b) Que AMLO debió aprender la lección, por ello “no debe sentarse una vez más  a una mesa de juego vomitada, con las cartas marcadas, en la que se hará otra vez trampa y entonces ya no tendrá derecho de reclamar”.

2. ¿Por qué debe exigirse la renuncia del INE? Sicilia argumenta con razón que después de los fraudulentos comicios en el Estado de México  y en Coahuila y de la corrupción de las autoridades del INE –que decidieron ignorar y ocultar la información sobre el tema y legalizar así la corrupción de esos procesos- es evidente que las próximas elecciones serán nuevamente las de la ignominia y el fraude. Se necesitan nuevas autoridades del INE para que vuelvan a realizar las elecciones en esos dos estados. “No hay condiciones para una elección limpia, digna y confiable para 2018” han publicado Cuauhtémoc Cárdenas y un numeroso grupo de intelectuales.

3. ¿Por qué AMLO no debe sentarse a jugar con tramposos? Sicilia recuerda el fraude de 1988 con las protestas de Cárdenas, Rosario Ibarra y Manuel Clouthier, así como la Toma de Reforma en 2006 en la batallas de protesta ante el fraude contra López Obrador. Insiste en que sentarse en la mesa a jugar con bandoleros, con tramposos que sólo saben jugar a la mala, que sólo se dedican a pensar en las trampas que deben organizar para que fracasen los enemigos, es pecar de ingenuidad. Obviamente Sicilia no está de acuerdo con el proceso electoral ni con la estrategia lópezobradorista, pero es importante esa advertencia para que AMLO no sea trampeado.

4. Señala Sicilia que lo más digno será no ir a las urnas y continuar desde las trincheras. Aquí radican las diferencias esenciales. Yo estaría de acuerdo con mandar a la basura los procesos electorales si en México contáramos con un movimiento social consecuente, una izquierda fuerte que haya demostrado que puede paralizar el poder. Yo, además de estar atento en todas las movilizaciones, caminé junto a Sicilia en 2011 de Cuernavaca a México; luego participamos en las caravanas norte hasta Ciudad Juárez  y en la segunda caravana hacia el sur, hasta los límites con Guatemala. No quedó casi nada de aquello ni de las grandes mesas con diferentes funcionarios.

5. Pero Sicilia, así como Cárdenas y demás firmante del desplegado, tienen razón en exigir mediantes grandes movilizaciones –que tienen que organizarse, pero ya- las renuncias de todo ese INE al servicio del gobierno y el Pacto del PRI, PAN, PRD, además de nuevas elecciones en los dos estados: Estado de México y Coahuila. Si López Obrador, sin que se logren esos cambios del INE y nuevas elecciones estatales, vuelve a confiar, lo seguro es otro fenomenal fraude. Pero ahora me estoy preguntando: ¿Qué significan esos viajes internacionales a Chile y Ecuador, cuando no conocía que este tipo de giras estuvieran en sus planes? (3/VIII/17)

0 comentarios: