domingo, 27 de agosto de 2017

20:36:00
Pedro Echeverría V.

1. El PAN nació en 1939 pero fue integrado totalmente al poder en 1988, a partir de una negociación de Luis H. Álvarez, Fernández de Cevallos y Carlos Castillo con Carlos Salinas de Gortari, el “presidente electo”. Lo único que perseguía Salinas era su reconocimiento como presidente de la República, frente a las masivas protestas encabezadas por Cuauhtémoc Cárdenas; el PAN quería su integración total como fuerza política. Sin embargo durante 40 años, a pesar de ser un abierto defensor de los empresarios y el clero, el PAN se prestigió como la única oposición al PRI y al gobierno. Decir oposición electoral era ser del PAN y “contra” el gobierno. Por este prestigio la gente, con los ojos cerrados, sigue pensando que el PAN es la verdadera oposición al PRI y al gobierno.

2. En esta segunda quincena de agosto el PRI y el PAN parecen muy confrontados, pero como dice Rayuela de La Jornada: “Entre el PRI y el PAN, las guerras a gritos sólo pavimentan el camino de las alianzas”. ¿Por qué se expresa así Rayuela? Porque el PRI y el PAN son hermanos y amantes; siguen exactamente la política de derecha, proempresarial y pro EEUU y cuando pelean públicamente lo hacen por asuntos intrascendentes, pero cuando votan en un 99 por ciento lo hacen juntos por lo mismo. Por ello muchos han dicho que “el PRI y el PAN pelean de día (para que los vean) y duermen en la misma cama en la noche”.  De día se lanzan gritos y amenazas, pero en la noche se ponen de acuerdo para votar siempre juntos. Sus pleitos son personales por cargos y dinero, pero votan leyes a favor de los empresarios.

3. Desde hace semanas se vislumbra la candidatura de Miguel A. Mancera como el aglutinador del llamado frente nacional PAN-PRD porque en el PAN los tres candidatos son de menos presencia: uno por descubrírsele que es multimillonario, otra por ser esposa de un presidente asesino Calderón y el tercero porque salió muy mal del gobierno de Puebla. Mancera –que dejará el gobierno de la CDMX- no tiene competencia porque incluso el PRI, el Verde, el Ciudadano, etcétera, lo verían bien porque no pertenece a partido alguno. Sólo faltaría que la Barrales, presidenta del PRD, sea la candidata para la ciudad de México. Eso demostraría que dentro de su ignorancia política la Barrales en unos cuantos meses, logró su objetivo más amado.

4. La realidad es que Mancera está bien situado entre la clase política porque es quien más ha manifestado su oposición a López Obrador, su cercanía con el PRI y el PAN. Cualquier candidato del PRI sólo servirá para fortalecer a Mancera en su batalla cerrada y definitiva contra López Obrador. El precandidato Meade que fue del Pan, luego del PRI, puede ser secretario de Hacienda del nuevo Frente y el ideólogo de los gobiernos de Coalición, el tal Beltrones, puede ser el organizador del nuevo Frente. Si algunos empresarios están con AMLO, el grueso de ellos se opone terminantemente. Tengo la convicción que Mancera aglutinará a todo el Frente y al PRI contra su enemigo principal: López obrador. (27/VIII/17)

0 comentarios: