jueves, 10 de agosto de 2017

19:56:00
Azalea Vivas

Como si fuera una historia de la mitología griega o un relato de Oscar Wilde, Santiago Alamilla Bazán sigue dando de que hablar. Y es que al parecer, dicho sujeto, le ha dado muestras -en silencio- a la sociedad meridana y a las autoridades, de que posiblemente se encuentre enamorado de su persona o que posiblemente sufra de algún síndrome que lo pudiera llevar a mentir patólogicamente en ocasiones, ya sea para enaltecer sus supuestas virtudes,  logros inexistentes o para defender lo indefendible. Y es que como todos saben, en días pasados el Santiago Alamilla <alias> "El Doctor Narciso" <alias> "Mitoalamilla" fue notificado por la contraloría del Ayuntamiento de Mérida en virtud de que con pruebas se demostró su culpabilidad por el mal manejo de recursos, así como su jugosa auto-liquidación cuando encabezaba la Dirección de Abastos de Mérida (Rastro Municipal), la cual deberá devolver íntegramente e incluso puede hacerse acreedor, a que dicho expediente sea remitido a la Fiscalía General del Estado por presunto Daño al Patrimonio Municipal. 


Asimismo, en meses pasados, Alamilla hizo público e incluso denunció a la Regidora Milagros Romero por no contar con Cédula Profesional ni Titulo. Sin embargo, en esta ocasión, el "Doctor Narciso" volvió a escupir para arriba, ya que según investigaciones realizadas, Mitoalamilla  nunca estudió un doctorado con acreditación por parte de la Secretaria de Educación Pública y solo cuenta con acreditación de Licenciatura, Maestría y una especialidad en Docencia. El se jacta, se hace llamar e incluso firma documentos como "DOCTOR", cuando en la realidad está usurpando esa categoría académica. Como se puede observar en las imágenes adjuntas, es claro que Alamilla Bazán está incurriendo en alguna irregularidad al ostentarse de esa manera y una muy posible MENTIRA.

Quizá lo que Alamilla nos pudiera estar queriendo decir silenciosamente, no es que sea "DOCTOR" sino que necesita un "DOCTOR" para atender algún posible problema de mitomanía, mismo que lo ha llevado a adjudicarse títulos que no le correspoden. Sería bueno que alguna persona interesada en ayudarlo lo contacte. No vaya a ser que proximamente ya no solo sea un simple Doctor, sino inclusive un Caballero de la Órden del Imperio Británico ordenado por la Reina Isabel II o un Veterano condecorado de la guerra de Vietnam.






0 comentarios: