martes, 22 de agosto de 2017

21:26:00
Pedro Echeverría V.

1. Los bravos Talibanes controlan casi el 50 por ciento del territorio de Afganistán; llevan alrededor de 16 años de sufrir la ocupación yanqui y de ejércitos mercenarios de la ONU, pero están avanzando hacia su liberación. ¿Se recuerda que la invasión a Afganistán se inició cuando fue culpado Bin Laden de ser el organizador del bombardeo de la Torres Gemelas de Nueva York aquel septiembre de 2002, que luego se probó como falsa acusación? Los asesinos yanquis no han dejado de hacer guerras en la zona que abarca Irán y Pakistán, teniendo muy cerca a India y China.

2. Me parece importante que EEUU divida sus fuerzas en varios frentes y que por esa estrategia sufra derrotas en los lugares en que interviene. No sólo ha abierto el Medio Oriente, sino que también se ha dedicado a amenazar a Corea del Norte en el Lejano Oriente porque no ha querido someterse a sus caprichos; aún más ha recibido dignas respuestas de los correarnos siempre dispuestos a resistir. Pero además los yanquis mantienen otro frente amenazando fuertemente a Venezuela, país de América que lleva 18 años resistiendo con fuerte apoyo de su pueblo.

3. Aunque el presidente Trump no es un estratega militar como nadie en ese cargo lo ha sido, pero allí está el Pentágono que es quizá el centro militar más poderoso del mundo, junto con la OTAN que sí son. Entonces la pregunta sería: ¿Por qué Trump divide sus fuerzas amenazando en varios frentes sabiendo que Rusia y China están ganando espacios o simpatías en el mundo? A veces pienso que no son tonterías de un presidente que sigue controlando el mundo, sino una estrategia de dominación que está probando de todo para luego atacar realmente donde convenga.

4. Así que ninguna confianza con Trump. Es muy importante que crezca la oposición en los EEUU, como las manifestaciones antirracistas y antifascistas de la semana pasada por el enfrentamiento en Virginia y sus declaraciones racistas. Si el pueblo de EEUU despertara y comenzara a ocupar las calles, las plazas y los edificios como sucedió en los sesenta contra la invasión a Vietnam, ayudaría a la lucha social mundial; Pero además sería más importante la lucha que en los sesenta porque han surgido en países como China, Rusia, India, Alemania, movimientos sociales radicales.

5. Necesitamos realizar grandes campañas de contrainformación contra las permanentes mentiras de los medios de información que le han cambiado el nombre a las luchas sociales, a las huelgas calificándolas de terrorismo y a sus participantes de terroristas. Los multimillonarios, ladrones, explotadores y saqueadores están aterrorizados porque ven que el pueblo miserables ha comenzado a levantarse contra ellos. Así como durante muchas décadas nos reprimieron por comunistas, socialistas, anarquistas, hoy nos llaman terroristas como a todos los luchadores sociales del mundo. (22/VIII/17)

0 comentarios: