sábado, 5 de agosto de 2017

10:09:00
PUEBLA, México, 5 de agosto.- El rector de la Universidad Angelópolis, Roberto Corvera Guzmán, fue asesinado este mediodía por un sujeto que presuntamente quiso cobrar venganza de que el académico fue el encargado de inhabilitarlo como maestro hace 28 años y, a partir de ello, tuvo que trabajar como chofer del transporte público.


La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que a unas calles de la escuela fue detenido Juan Ignacio “N”, quien supuestamente cometió el homicidio porque cuando trabajaba como maestro en el estado de Chiapas, Corvera Guzmán se desempeñaba como supervisor escolar y le inició un procedimiento, que derivó en que al ahora homicida le retiraran su cédula profesional.

De acuerdo con la información obtenida a través de testimonios e imágenes captadas por las cámaras de seguridad, señala un comunicado emitido por la Fiscalía, Juan Ignacio “N” ingresó esta tarde a las instalaciones de la universidad privada, ubicada en la calle 3 Oriente de la colonia Azcárate.

Tras amenazar a la recepcionista, se dirigió al despacho del rector, a quien le disparó con arma de fuego, provocando su deceso, señala la FGE.

“Luego de estos hechos, se observa a través de las imágenes cómo sale del plantel e intenta darse a la fuga, sin embargo, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, con apoyo de maestros del plantel, lograron asegurar al presunto homicida”, agrega.

Con base en las indagatorias, menciona, se establece como hipótesis de investigación lo ocurrido hace 28 años.

“Al quedar resentido por lo anterior, hace aproximadamente un mes dicho sujeto vigiló las actividades de su víctima hasta que encontró el momento oportuno para llevar a cabo el ilícito”, asegura el boletín emitido por las autoridades poblanas.

En noviembre de 2013 otro directivo de esta institución murió en condiciones similares. El vicerrector de la misma universidad, Martín Román Núñez, igual fue asesinado por un sujeto que ingresó a la institución y le disparó a quemarropa. (Gabriela Hernández para Proceso)

0 comentarios: