jueves, 10 de agosto de 2017

19:38:00
Edith Gómez

La clave para hacer que cualquiera de estas opciones funcione es decidir primero aquello que funciona mejor para ti.


Internet ha cambiado completamente el proceso de compra. En el 2000, un estudio del Centro Pew Research encontró que sólo el 22 por ciento de los estadounidenses compraban en línea. 

Compara eso con un estudio más reciente de 2016 que encontró que el 79 por ciento de los estadounidenses realizan compras en línea. Los compradores ahora prefieren ir de compras desde la comodidad de sus hogares y en sus teléfonos inteligentes.

Estos cambios representan una oportunidad para los empresarios. Ya no necesitas una tienda física para tener un negocio próspero. Aquí se  desglosan los fundamentos de cinco opciones, distintas pero eficaces, para las ventas en línea.

1. Venta de libros electrónicos

Más empresarios están vendiendo libros electrónicos. La autoedición permite a la gente escribir los libros sin preocuparse por los agentes literarios y los editores. Apple y Google Play son dos de las tiendas de libros electrónicos más utilizadas.

Vender tu libro en iBooks es fácil. Después de completar una sencilla inscripción en línea, puedes iniciar las ventas. Apple tiene una comisión del 30 por ciento por venta.

Con Google Play, puedes registrarte para ser un vendedor con una cuenta de Google existente. Tu libro estará disponible para previsualización en Google Libros. Los editores mantienen el 52 por ciento de los ingresos de las ventas de libros electrónicos.

La venta de libros electrónicos democratiza la industria editorial. Es mucho más fácil autopublicarse que lograr que tu libro sea seleccionado por un editor y distribuido en librerías. Con los libros electrónicos, tienes el control sobre las ganancias, ya que te permiten establecer el precio que desees al ponerlos a la venta.

Los lectores también tienen un gusto preferencial por los ebooks, ya que son a menudo menos costosos que un libro de bolsillo o de tapa dura, y los pueden leer dondequiera que estén, sin tener que cargar con su peso a todas partes.

2. Vender en tu propia tienda en línea

Algunos empresarios prefieren establecer y administrar sus propias tiendas en línea utilizando una solución de comercio electrónico. Magento, Shopify y Woocommerce son algunas de las plataformas más populares para hacer esto.

Las plataformas de comercio electrónico te permiten utilizar un dominio personal para configurar una tienda en línea. Cada una tiene temas personalizados para elegir, o puedes crear y subir tu propio tema. 

Utilizando la plataforma, carga tus productos, realiza el seguimiento del inventario y cumple los pedidos.

Estas plataformas te permiten tener un sitio web único que coincida con tu marca y visión. La otra ventaja es que estos sitios se integran perfectamente con aplicaciones como Google Shopping y MailChimp, así como con las plataformas de redes sociales. Tienen diferentes planes de precios, lo que te permite elegir el plan que mejor se adapte a tus necesidades.

3. Venta en Facebook

Facebook tiene más de mil millones de usuarios, lo que lo convierte en un gran espacio de venta para los empresarios. Con Facebook Store, los usuarios pueden realizar compras desde la página.

Configurar tu tienda de Facebook es muy fácil si ya usas una solución de comercio electrónico como Shopify o Magento. Agrega la aplicación de Facebook a tu tienda a través de tu sitio web e importará sus artículos directamente a la tienda de Facebook. 

¿No tienes un sitio de comercio electrónico? No hay ningún problema. Solo necesitarás obtener la aplicación de Facebook Store y configurarla de esa manera.

Si tu empresa ya tiene una página en Facebook, ¿por qué no convertirla en una oportunidad de ventas? Después de todo, tus clientes probablemente visitan más Facebook que el sitio web. Ahora puedes llegar a ellos incluso cuando no están en "modo de compras". Además, Facebook cuenta con analíticas sofisticadas que proporcionan útiles informes de datos de tráfico.

4. Venta de cursos en línea

Los cursos en línea y certificaciones han ido creciendo en popularidad. Aprovecha esta tendencia vendiendo tus cursos a través de sitios web como Udemy y Skillshare.

A la gente le gusta el e-learning debido a la flexibilidad y conveniencia de tomar un curso a su propio ritmo. El aprendizaje tradicional en el aula simplemente no es posible para los padres o personas que trabajan a tiempo completo. 

Udemy y Skillshare tienen aplicaciones iOS y Google Play, las cuales permiten a los estudiantes aprender sobre la marcha desde sus teléfonos inteligentes. Estos sitios también tienen enormes bases de clientes, dando a tu curso un montón de difusión.

0 comentarios: