martes, 4 de julio de 2017

10:06:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de julio de 2017.- Ayer, en el tramo carretero Chemax-Xalau, cerca de los límites con Quintana Roo, fue encontrado el cadáver de un hombre semioculto en la maleza; presentaba lesiones en forma de surco en cuello y manos. Se trata de Ernesto Alonso Díaz, de 27 años, empleado de Barcel, quien desapareció desde el sábado en Cancún, hecho que fue reportado a través de las redes sociales por sus familiares.

Al parecer lo ahorcaron. Vestía un pantalón azul, bóxer del mismo color y un sport. Los pies los tenía hacia la carretera y la cabeza hacia el monte.

Al realizar las primeras investigaciones se dio con la información de que el automóvil que se quemó la noche anterior en el Periférico Valladolid con entronque a Yalcobá era el Honda Civic propiedad del difunto Ernesto Alonso Díaz.

El feliz matrimonio de Ernesto Alonso Díaz y Goretti Junco. (Facebook)

Ernesto Alonso con familiares y amigos. La presentación en Facebook de Ernesto Alonso Díaz era: "muy buena onda y siempre agradecido con mi padre (JESUCRISTO)".(Facebook)

Al parecer, los asesinos tomaron la decisión de acabar con su vida en Cancún o cualquier punto de Quinta Roo y luego tiraron su cuerpo en Yucatán, para desviar las verdaderas razones del homicidio.

Hasta el momento las policías del Estado de Yucatán y Quintana Roo trabajan en conjunto para esclarecer el homicidio.

La señora Goretti Junco, esposa del extinto, circuló en las redes sociales las fotografías de su marido. Su página ya no tiene información.

El llamado de auxilio de Goretti.

Los propios parientes habían señalado que un automóvil propiedad de la familia, un Honda Civic de color azul, placas YZS-74-59, habría sido robado. Este vehículo fue encontrado la noche del domingo a 500 metros del entronque Ticuch-Yalcobá, totalmente incendiado.

Las cámaras del sistema de videovigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) registraron el ingreso del mencionado vehículo a territorio yucateco el domingo a las 22.16 horas.

 
Honda Civic de color azul, placas YZS-74-59, encontrado en llamas la noche del domingo a 500 metros del entronque Ticuch-Yalcobá.
El joven apareció muerto y con signos de violencia en la orilla de la carretera.
Traslado de los restos mortales.

El hombre desaparecido trabajaba para la compañía productora de botanas Barcel y la camioneta en que distribuía los productos fue encontrada abandonada en un lote baldío de Cancún.

Del cadáver se hizo cargo personal del Servicio Médico Forense de la Fiscalía General del Estado para las diligencias de ley. (Mari Tere Menéndez con información de Por Esto! / SSP / Facebook /  Diario de Yucatán)

0 comentarios: