viernes, 21 de julio de 2017

20:44:00
MÉRIDA, Yucatán, 21 de julio.- Fuentes cercanas al partido nos comentan que el presidente de Morena en Yucatán, Mario Mex Albornoz, presuntamente fue llevado a la Comisión de Honor y Justicia de dicho instituto político porque al menos 9 de los 13 integrantes del comité estatal se quejaron de él.

Mario Mex, presidente de Morena (foto: Archivo)

Los quejosos alegaron que Mex desconoce los acuerdos del comité y asume una actitud de ver por "amiguismos", dando como ejemplo cuando el comité tuvo que elegir a quien se haría cargo de la unidad de acceso a la información que pidió el INAIP.

Mario Mex propuso a una muchacha que es amiga de Rosalba Centeno Aké, muy amiga de él e hija de la ex candidata a la alcaldía de Mérida, Gilda Aké y Hoil, y defendía esa propuesta pero resultó que ni siquiera esta afiliada a Morena.

También nombró a Manuel Pérez Ramos como representante ante el IEPAC sin que lo haya acordado el comité y lo que es peor es que el referido supuestamente participó en las peticiones de prebendas que hicieron los representantes de partidos a los consejeros electorales.

Primero hicieron un escrito para solicitar una laptop como de 30 mil pesos y se las dieron, luego en otro escrito pidieron una tablet y también se las entregaron y todo eso no se reportó al comité.

Lo que fue peor, alega nuestra fuente, es que Mario Mex siempre lo supo y lo ocultó y muchos consejeros estatales de Morena quedaron molestos porque mientras los diputados federales de morena rechazaron sus bonos en diciembre por ser prebendas, en Yucatán el representante ante el IEPAC aceptó esas prebendas.

Lo que ya de plano molestó más fue que también por una petición de los representantes de partidos a los consejeros electorales en el que estuvo incluido Manuel Pérez se les dio un puesto de 12 mil pesos para que los representantes pusieran a alguien y que realmente se maneja como aviadores porque generalmente los representantes ponen a un presta nombre y ellos se quedan con la tarjeta del pago.

Al parecer Manuel Pérez ya lo había acordado con Bruno Carballo, también amigo de Mex, pero se descubrió cuando Manuel Pérez llegó un día a la carrera al partido y quiso agarrar en curva a Mex para que firmara el papel donde se pasaba el nombre de Bruno Carballo al IEPAC para que se pudieran cobrar esos 12 mil pesos mensuales, pero finalmente ante la presión de algunos compañeros del comité que se dieron cuenta Mex ya no firmó y se descubrió el asunto y posteriormente el comité decidió renunciar a eso y devolver la laptop y la tablet y las otras plazas.

También Mario Mex contribuyó a convocar a unos consejos estatales extraordinarios fallidos para echar para atrás todo eso. Esto molestó a varios porque Morena pregona el conducirse con valores y los que integran el comité o entran a este partido deben tener por delante los valores y entre ellos la honestidad, la verdad, la lealtad y Mex pareciera no ha cumplido con ello, en opinión de nuestros informantes. (José Repetto)

0 comentarios: